7 Razones por las que debes legalizar tu sueño

Dicen que soñar no cuesta nada, pero te aseguro que cuando de negocios y emprendimiento se trata, tu gran sueño, si no esta legalizado, sí puede costarte mucho. De manera que sí, por favor sueña y sueña en grande, pero sueña legal.

SÍ, sÍ, ya parece que te escucho e imagino lo que debes estar pensando: “¡Ay pero qué aburridísimo suena eso!, ¿soñar legal?, ¡eso le quita la magia al proceso!”. Además, como dicen en Puerto Rico: ¿y con qué se come eso?

Pues no, mi amiga soñadora, no le quita la magia, sino todo lo contrario. Legalizar tu sueño, el que tanto trabajo te costó decidir comenzar y construir, le da la magia de la protección, la magia de la seguridad, la magia de la prevención, la magia del crecimiento, la magia de la planificación, y la magia de la tranquilidad de saber que estás haciendo las cosas de la forma correcta y que tienes un escudo protector ante cualquier situación inesperada.

¿Y con qué se come eso? Pues con conocimiento y acción. Yo me encargaré de brindarte el conocimiento, luego tú debes encargarte de accionar. Porque como dicen “Knowledge is power, but knowledge without action is useless” (El conocimiento es poder, pero el conocimiento sin acción es inservible).

Soy la Lcda. Sohary Fonseca, abogada y amante de los temas de emprendimiento, mercadeo, liderazgo, organización, planificación y desarrollo personal. Mi objetivo es ayudarte a legalizar y proteger ese sueño que tanto trabajo te costó llevar a la realidad. En este blog encontrarás la información necesaria para que des pasos certeros en tus negocios y solidificar tu emprendimiento.

Quiero empezar por hablarte de siete razones principales por las que debes legalizar tu sueño.

Generalmente tenemos una idea que queremos lanzar al mundo y somos felices con simplemente accionar sobre esa idea, pero hay algunas cosas que tenemos que saber en el mundo legal sobre lo que requiere emprender. Usualmente, cuando decidimos iniciar un negocio, en lo primero que nos enfocamos es en los aspectos prácticos o los aspectos externos que podemos identificar a simple vista, como: crear el plan de negocios, identificar el producto o servicio que vamos a ofrecer, el proceso de creación o fabricación, canales de distribución, marketing, un local u oficina adecuada, etc.

Desafortunadamente, los aspectos legales del negocio a menudo se olvidan, o se dejan de lado, hasta que “todo lo demás esté resuelto”. Es entendible, pues puedo reconocer que tal vez el aspecto legal de todo emprendimiento o creación de negocio es la parte menos emocionante del trayecto. Pero este es un gran error, pues si bien lidiar con la parte legal de tu proyecto no es emocionante, menos emocionante será verte envuelta en un pleito legal que se pudo haber evitado, de haber tomado las medidas correctas y necesarias, en el momento adecuado. Las consecuencias de no ocuparse de las legalidades de tu negocio pueden hacer que tu sueño se convierta en una pesadilla, o podrían poner obstáculos importantes en tu camino hacia el éxito empresarial.

Sin embargo, en lugar de centrarnos ahora en las repercusiones negativas de no ocuparse de los asuntos legales, voy a darte siete razones para demostrar que legalizar tu negocio es lo más inteligente.

Protección, Protección, Protección

Esta es una de mis razones preferidas. Legalizar tu negocio te ayuda a proteger tus finanzas y activos, tanto los de tu negocio, como tu patrimonio personal.

Uno de los consejos más enfatizados por asesores financieros y legales es mantener tus finanzas y bienes personales, separados de las finanzas de tu negocio. Independientemente del tamaño de tu empresa, operar como una entidad comercial debidamente legalizada y documentada, y tener una cuenta bancaria comercial separada, ayuda a proteger tus ahorros y activos personales en caso de que tu negocio no tenga éxito o en caso de algún litigio. Saber que tu negocio está bien protegido te brinda la tranquilidad y enfoque que necesitas para dedicarte a lo que verdaderamente te apasiona hacer: crear lo que ofreces y ¡hacer dinero!

Te ayuda a proteger su propiedad intelectual.

Cuando legalizas tu negocio, uno de los aspectos que eso conlleva, es registrar tu marca, el nombre de tu negocio, el nombre de productos, tu logo, tu “slogan”, imágenes, colores, entre otros. A esto todo esto se le conoce como la propiedad intelectual. Esta se relaciona con las creaciones de la mente: invenciones, obras literarias y artísticas, así́ como símbolos, nombres e imágenes utilizados en el comercio.

Asegurarte de que tu propiedad intelectual esté registrada, puede ser un factor determinante en cualquier pleito legal. Por ejemplo, en algunos casos no podrías tomar medidas contra alguien que esté usando tu marca comercial o te haya “robado” tu material protegido por derechos de autor, a menos que lo hayas registrado correctamente. No es solo que estén registrados, sino que lo estén en las categorías correctas para que cualquier disputa legal pueda tener éxito. La propiedad intelectual te brinda cuatro tipos de protecciones, estas se resumen en: patentes, protección de derecho marcario o registro de marca, derechos de autor y secretos de negocios. En próximos artículos de este blog estaré ampliando más sobre este tema.

Te permite obtener las licencias y permisos necesarios.

Para que ciertos tipos de negocios y profesiones puedan operar, es necesario tener un permiso o licencia especial que se los permita. Para obtener estos permisos y licencias, tu negocio debe estar registrado con el secretario de estado, ya sea como propietario único, una compañía de responsabilidad limitada, una sociedad o una corporación. En futuros artículos estaré abundando más sobre las formas comunes de estructurar tu negocio legalmente y las diferentes características de cada una de estas entidades.

Proyectas mayor credibilidad y confianza con tus clientes y muestras profesionalismo.

Imagino que, a la hora de comprar un producto o servicio, te brinda mayor seguridad y tranquilidad hacerlo con negocios que estén legalmente constituidos. De la misma forma, tus clientes actuales y potenciales preferirían hacer tratos con un negocio formal. Los clientes y consumidores necesitan sentirse seguros de que están tratando con un negocio legítimo y esto cobra mayor importancia con personas con las que nunca has trabajado antes. No quieres que un cliente potencial deje de comprar tu producto o servicio, porque pueda pensar que tu compañía es fraudulenta por no estar registrada apropiadamente.

Atraer inversionistas.

La legalización de tu negocio muestra no solo a tus clientes, sino a inversionistas potenciales que tomas en serio tu negocio y que lo haces a largo plazo. Un negocio legalizado tiene más posibilidades de que un inversionista invierta en él y es más susceptible de ser franquiciado o expandido. De igual forma, podrías tener más posibilidades de conseguir más y mejores auspiciadores.

Te permite planificarte mejor para el futuro.

Siempre debes estar un paso más adelante de lo que tu mente puede vislumbrar. ¿Qué pasa si ya no quieres continuar con el negocio?, ¿qué tal si quisieras dejarlo a tus hijos?, ¿qué pasa si quisieras venderlo?, o ¿qué harás si tu negocio expande y necesitas contratar empleados? Por ejemplo, sobre esto último, si estás planificando contratar empleados para tu negocio, es mejor tomar el paso de registrar tu negocio con el estado, antes de comenzar a buscar trabajadores. Un registro de negocio te permite contratar a empleados de tiempo completo y pagarles de acuerdo con las leyes estatales. De manera que no solo para la contratación de empleados, sino también para poder proyectar a futuro y organizar tu legado, es importante contar con contratos, acuerdos, registros y muchos otros instrumentos que te facilitan estos procesos.

Facilita el crecimiento de tu empresa.

Estar preparada para el crecimiento de tu negocio implica, entre otras cosas, tener el recurso humano necesario, el espacio correcto, la capacidad de producción adecuada y por supuesto, la estructura legal requerida.

Tener un negocio que esté reglamentado y documentado adecuadamente, un sitio web que cumpla con la ley, contar los contratos necesarios, los permisos vigentes y registrar tu propiedad intelectual, son solo algunos de los pasos que pueden ayudarte a facilitar las operaciones y el crecimiento. Cuando una empresa crece repentinamente y esta no se ha preparado para contratar empleados, ampliar acuerdos, crear alianzas, entre otras acciones necesarias, se corre el riesgo de quedar fuera de la industria. Si, por el contrario, tu negocio está debidamente regulado, esto te permitirá entre otros beneficios, incorporar a nuevos miembros al equipo y concentrarte en tu negocio en lugar de desviarte por problemas legales complicados y asombrosamente caros.

¡Hazme caso, amiga soñadora! Entiendo que, a veces, establecer un negocio es estresante y lo suficientemente complicado, y la idea de tener que preparar documentos y formularios legales es abrumadora. Es por esto, por lo que la mayoría de las personas no les dan la importancia debida a los aspectos legales de iniciar y hacer crecer un negocio. Otros, simplemente no saben cómo comenzar el proceso ni dónde obtener información. Sin embargo, todo comienza por desarrollar el interés y la preocupación de proteger tus esfuerzos y tu inversión. Una vez creas la conciencia sobre la importancia que tiene legalizar tu sueño, ya solo es cuestión de dar los pasos con un profesional de confianza que pueda ayudarte y asesorarte en el proceso.

En cualquier caso, hazte un favor y legaliza tu sueño. Tu futuro yo te lo agradecerá.

¡Nos vemos en mi próximo escrito!

Lcda. Sohary Fonseca Rodríguez

Escritora de Legaliza tu Sueño en soñadoras.com

Información de contacto:

soharyfonsecalaw@gmail.com

ADVERTENCIAS LEGALES. DESCARGO DE RESPONSABILIDAD: La información de este artículo no debe interpretarse ni utilizarse como asesoramiento u opinión legal para ningún hecho o circunstancia específica. El contenido fue preparado por Sohary Fonseca Rodríguez y está diseñado sólo para fines de educación, entretenimiento, e información. Leer este u otros artículos no crea una relación abogado-cliente con Sohary Fonseca Rodríguez. Usted no debe actuar a base de ni confiar en información alguna sin antes consultar con su abogado o asesor legal sobre su caso específico. La Lcda. Sohay Fonseca Rodríguez, tiene licencia para practicar únicamente en Puerto Rico. ¡Gracias por su apoyo!