Administración 101

Administrar tus sueños debe ser algo que disfrutes y que, en cada paso que avances, te llene de satisfacción. Pero antes de hacerlo, debes tener claro qué es administrar, porque muchas veces tendemos a pensar que solo es llevar los números de un negocio y tener unas finanzas saludables… WRONG! ¡ERROR!

La administración no es lo mismo que la contabilidad, finanzas, producción, distribución, marketing, recursos humanos u otras tareas que se realizan en un negocio. Administrar incluye todo eso y además, un sinnúmero de actividades que nos ayudan a alcanzar nuestros sueños.

¿Has vivido esto alguna vez?

  1. Fuiste a renovar tu licencia de conducir y te tomó más de cinco horas realizar el trámite o a pesar de que llegaste a la hora de apertura, ya no había turno.
  2. Tienes una fiesta a las 7:00 p.m., agendas una cita en el salón de belleza a las 2:00 p.m. y te atienden a las 5:00 p.m. No solo tienes que esperar varias horas para recibir el servicio, sino que, para colmo, no puedes llegar a tiempo a tu actividad.
  3. La clásica: Tenías cita médica a las 8:00 a.m. y cuando llegas a la hora citada, te dicen que era por orden de llegada y tu turno pasa a ser a las 3:00 m.
  4. Querías irte de viaje, llamaste a la agencia para cotizar un pasaje y el mismo día, en tres ocasiones, tres agentes distintos, te dieron precios
  5. Fuiste a una tienda por departamentos, necesitabas ayuda y varios empleados pasaron por tu lado, pero ninguno te la dio.

Puede ser que hayas experimentado alguno de estos casos o, tal vez, todos y créeme que puedo entenderte si me dices que te ha dado coraje, porque cada uno de esos ejemplos, en mayor o menor medida, crean incomodidad o molestia en un cliente. Ahora bien, si vivieras una de esas situaciones, ¿volverías a buscar servicios o productos en ese mismo lugar?

Estos ejemplos tienen un punto en común y es que algo no está bien en esos negocios, lo que refleja, de alguna forma, un problema de mala administración. Un negocio mal administrado no prospera ni crece, disminuyen sus clientes y ventas. En cambio, en un negocio administrado correctamente ocurre todo lo contrario: crece, prospera, multiplica sus ventas y aumenta sus clientes.

A muchos no les gusta dar segundas oportunidades, por eso hoy quiero compartir contigo una actividad que te ayudará a tener una buena administración.

El diccionario define administrar como: “ordenar, disponer y organizar para obtener un mayor rendimiento o que produzca un mejor efecto los objetivos propuestos”. (https://dle.rae.es/administrar). Es importante conocer que cuando hablamos de administrar nuestro sueño, significa que los dirigirás hacia un lugar determinado o señalado por ti. Administrar es desarrollar las actividades de tu negocio de forma eficiente.

Si lo piensas bien, a diario administramos. Lo hacemos con nuestro hogar, nuestras finanzas, el tiempo, entre otras cosas más. Por eso, cada una de nosotras debe crear estrategias para administrar diariamente, de forma eficaz y eficiente, nuestras tareas. Recuerda: ¡Si puedes soñarlo, puedes hacerlo! Así que, si tienes una idea de lo que quieres alcanzar, esa idea debe convertirse en un plan.

Cuando hablamos de administrar nuestro sueño surge dentro de nosotras un espíritu de emprendimiento y no importa lo que tus ojos vean, debes tener FE en que lo lograrás. ¡Ay! administrando tus sueños vas a correr riesgos, pero debes enfrentarlos y saber gestionarlos. Tu actitud es la clave en la administración de los sueños.

La determinación es necesaria en esta etapa de emprendimiento. ¿Eres determinada? Hay momentos que el desánimo vendrá, porque no todo será como esperabas, pero tu actitud ante los “sí” y “no” que enfrentarás, es uno de los secretos para el éxito o fracaso de tu sueño. Recuerda que no emprender nada es peor que emprender y fracasar. Emprende, sigue, no te rindas. Hazte un favor: rodéate de personas que te impulsen a alcanzar tu sueño y agreguen valor a tu vida.

La pregunta hoy es: ¿Quieres ser una buena administradora? Si tu respuesta es sí, debes desarrollar la capacidad de trabajar con otros y entenderlos, aplicar todos tus conocimientos especializados (si no los tienes, busca ayuda, capacítate, toma talleres o únete a grupos de apoyo). Además, debes aprender a analizar y diagnosticar situaciones complejas, conocer a las personas y grupos, sus comportamientos, relaciones y actividades, desarrollar valores y ética empresarial y a nivel económico, la distribución de los recursos, porque todos buscamos la mejor forma de administrar.

Esta tarea incluye un conjunto de actividades importantes que marcan el éxito, pero en esta ocasión, señalaremos solo una que es clave para una administración sana, eficaz y eficiente: La actividad  de PLANIFICAR.

Dialoguemos sobre planificar. ¿Te has sentido perdida cuando vas para un lugar utilizando el GPS y de momento te quedas sin batería y sin cargador? En ese momento no hubo planificación y no te queda otra opción que accionar y correr riesgos. Pues así mismo sucede cuando emprendemos. Un sueño o idea sin un plan o ruta trazada, es como un avión sin piloto o un viaje sin un GPS.  Planificar es bien importante, pero para hacerlo, debes tener una visión, misión, objetivos, estrategias a corto y largo plazo y contestar ciertas preguntas que servirán de guía para trazar tu plan, como: ¿Qué quiero hacer? ¿A dónde quiero llegar? ¿Cómo lo voy a hacer?

Empecemos por la misión, que es el propósito de tu sueño y lo que tú quieres hacer. Debes saber: ¿quién eres?, ¿qué haces? y ¿a quién quieres llegar (Mercado/clientes)? A modo de ejemplo te comparto información de mi página. Se llama Mujer ELE y en ella yo llevo un mensaje de fe y esperanza basado en la Biblia. ¿Qué quiero hacer? Llevar una palabra de fe y esperanza. ¿Cuándo? Diariamente. ¿A quién? A mis seguidores. ¿Para qué? Para que puedan acercarse más a Dios. Una vez contestadas las preguntas, genero mi misión. ¿Cuál es mi misión? Llevar una palabra de fe y esperanza, diariamente, a cada seguidor e inspirarlos a acercarse a Dios.

Sin embargo, la visión es cómo lo vas a hacer Si no tienes visión no sabes a dónde vas. Es un parámetro, una descripción de lo que deseas, de forma positiva y que crees que se puede cumplir en un período determinado. A modo de ejemplo, la visión de Mujer ELE es contribuir diariamente al crecimiento de la fe y desarrollo espiritual de cada uno de mis seguidores, a través de mensajes positivos basados en la Biblia y experiencias personales con Dios.

Por otro lado, los objetivos de tu negocio deben ser SMART (inteligentes), en otras palabras medibles y alcanzables. Por ejemplo: Yo no puedo decir que voy a venderle un esquimalito a un esquimal. Ese objetivo no es medible ni alcanzable. Puede ser alcanzable si cambio el producto a café o chocolate, esto teniendo en cuenta cómo son las temperaturas en donde vive el esquimal.

También hay que establecer estrategias a corto a mediano y largo plazo. Las estrategias serán el mecanismo que utilizarás para llevar a cabo la misión y visión de tu sueño.

Mientras planificas debes tener dos puntos claros de tu idea: ¿quién eres? y ¿qué haces? Debes evaluar tu idea y responder: ¿somos los primeros en el mercado? Si la respuesta es no, pasa a la siguiente pregunta: ¿qué hago distinto? Debes distinguirte del resto. Lo ideal es ser el primero y el mejor, pero, si no puedes ser el primero, sé el mejor en el mercado.

Te cuento nuestra experiencia personal: En 2013, cuando se comenzó el negocio principal de nuestra casa: “Cosa Verde Health Club”, en el mercado donde estamos ubicados había 14 empresas haciendo lo mismo. ¿Por qué nos arriesgamos habiendo tanta competencia? La respuesta es lo que te dije anteriormente: si no podíamos ser los primeros queríamos ser los mejores. Hoy, en el 2020, solo quedan dos negocios que comenzaron junto a nosotros, siete años atrás. ¿Qué nos ha mantenido de pie? La FE. Tener fe en Dios siempre ha sido nuestra base principal y fundamental para poder ser exitosos. Cuando creemos perder el norte, volvemos al inicio, donde todo comenzó. También lo fue la diversificación, añadiendo productos que agregan valor a nuestros clientes y la innovación, buscando ser los primeros en traer el producto al mercado.

En resumen, te invito a que apliques lo antes mencionado en la administración de tu sueño. En la actualidad y siempre, administrar un sueño requiere tiempo, esfuerzo, dedicación, riesgos y largas horas de tu vida si quieres ser tu propio jefe. En el camino recibirás muchos “no” y en ocasiones, serán más útiles que un “sí”. Tu actitud determinada ante ellos será el piloto de tu avión y con ella te estrellas o salvas a los pasajeros. Planificate. En esta vida hay que triunfar contra todo pronóstico. Eso demanda fe, perseverancia, espíritu positivo y resistencia. Por último, el corazón humano genera muchos proyectos, sin embargo, en la abundancia de consejeros está el éxito. Nunca olvides que todo tiene su momento oportuno, así que mujer emprendedora: la cortina está arriba y tú estás en el escenario, lidera exitosamente.

¡Te espero en mi próximo escrito! ¡Éxito en lo que emprendes!

Dra. (c) Yumilka Rodríguez Pérez, MSS

Escritora de Administra tu Sueño en soñadoras.com

Información de Contacto:

Dueña de Cosa Verde Health Club

https://www.facebook.com/Cosaverdehealthclub/

https://www.instagram.com/cosaverdespot/

 

Fundadora de Mujer ELE

Email: mujerele@icloud.com

https://www.facebook.com/MujerELE/

https://www.instagram.com/mujerele/

 

¡Te espero en mi próximo escrito! ¡Dios te bendiga!

Dra. (c) Yumilka Rodríguez Pérez, MSS

Escritora de Administra tu Sueño en soñadoras.com

Información de Contacto:

Dueña de Cosa Verde Health Club

https://www.facebook.com/Cosaverdehealthclub

https://www.instagram.com/cosaverdespot

Fundadora de Mujer ELE

Email: mujerele@icloud.com

https://www.facebook.com/MujerELE

https://www.instagram.com/mujerele