Administra tu sueño para emprender

¡Wow! ¡Sueños! De niñas, todas tuvimos uno. Muchas soñamos ser como Barbie, otras como mamá, abuela, tía o maestra. Soñamos ser enfermeras, doctoras, abogadas o chefs. Algunas estilistas, otras secretarias, contables, periodistas o costureras. Algunas soñamos con ser pastoras o misioneras, y siendo adultas, muchas de nosotras también soñamos con generar nuestro propio dinero y ser nuestras propias jefas. Pero la realidad es que son pocas las que logran sus sueños.

“Soñar es gratis”, dicen muchos, pero concretar ese sueño cuesta. Soñar es anhelar algo, pero administrar tu sueño es trabajar para alcanzarlo. Requiere tiempo, esfuerzo, compromiso, organización y mucha responsabilidad, pero sobretodo, valentía, persistencia y fe en que lo lograrás.

Así que, para comenzar, definamos: ¿qué es soñar?

La Real Academia Española define la palabra soñar como: “anhelar persistentemente algo”. Me fascina esa definición y yo además, lo relaciono con grandeza… soñar cosas grandes. No sé con qué grandeza has soñado, pero sí sé que llegaste al lugar correcto, en el momento oportuno de Dios, para que puedas emprender y ver cada uno de tus sueños hechos realidad. En ese camino encontrarás personas que querrán desviarte de tu plan, pero si permaneces enfocada y alimentada en la fe, creyendo que Dios va de la mano contigo, alcanzarás tu sueño.

No es casualidad que hayas soñado, Dios ha puesto en tu corazón ese anhelo y si de algo tengo certeza, es de que si administras tus ideas, lo lograrás. Y por eso estoy aquí, para ir de la mano contigo y ayudarte a administrar tu sueño sabiamente.

Antes, permíteme relatarte una breve historia que surgió en tiempos antiguos y está narrada en el libro más vendido de la historia: la Biblia. En el libro de Génesis, capitulo 37, es narrada la historia de un joven llamado José. Este tuvo varios sueños desde niño, tanto que sus hermanos le llamaban: “el soñador”.

José era el número once de sus hermanos y tomó la decisión de compartir con ellos lo que había soñado. En una ocasión, soñó que él y sus hermanos tenían manojos de trigo y mientras su manojo se quedaba en pie, los de sus hermanos se inclinaban ante el suyo. En otra, soñó que el sol, la luna y once estrellas se postraban ante él. ¡Ay! Él compartió sus sueños y ¿sabes algo? la reacción de sus hermanos no fue la mejor, porque esos sueños revelaban el plan de Dios para su vida. Por ello, le tenían envidia y lo aborrecían.

Un día, Jacob, su padre, envía a José a ver sus hermanos en el campo y ellos, al verle de lejos, traman matarle. Al llegar, le quitan su túnica, un regalo especial que le había hecho su padre. Finalmente, gracias a la misericordia de uno de sus hermanos, el plan de asesinarlo no se llevó a cabo, pero fue echado en una cisterna y vendido como esclavo, para ser llevado a Egipto. Ahí inicia una nueva temporada en la vida de José, en donde comienza a ver sus sueños cumplidos, viviendo momentos buenos y otros, no tan buenos.

Hago un paréntesis en este momento para decirte que aunque muchos quieran quitarte la túnica y otro lo logre, no le servirá, porque fue solo diseñada para ti.

¿Por qué te cuento todo esto? porque la historia de José me lleva a mencionarte varios puntos importantes en la administración de tus sueños. El primero es:

Cuidado a quién le cuentas tus sueños.

La confianza es el TODO en lo que emprendas. Sé cautelosa al momento de hablar de tus proyectos e ideas y te evitarás dolores de cabeza. No todas las personas quieren que tus sueños se cumplan, pero tú sigue caminando hacia lo soñado, no importando lo que veas o escuches. A José aparentemente lo desviaron de sus sueños, pero veamos cómo continúa su historia.

Cuando José llegó a Egipto lo hizo como esclavo y sin conocer a nadie, tuvo que emprender su nueva vida en ese lugar, desde cero. Tal vez, hoy estás comenzando de cero tu idea o proyecto. No sé en qué etapa te encuentras, pero lo que sí te puedo decir es que llegaste al lugar correcto para encaminarte hacia tu sueño. No será un camino de rosas. Encontrarás espinas, pero florecerás.

Después de ese golpe recibido por sus seres queridos y tal vez sin entender, José se levantó y siguió caminando hacia sus sueños. Y aquí nace el punto número dos:

Levántate y sigue caminando hacia tu sueño.

No puedes rendirte, tienes que enfocarte en tu sueño. Una vez comiences tu camino hacia él, rendirte no es una opción.

Esto está interesante porque José, trabajando como esclavo, pasó a laborar a la casa de Potifar, oficial de Faraón. Mientras lo hacía, la esposa de su amo observó que él era muy hermoso y decidió que lo quería para ella. José huyó, pero ella se inventó una mentira provocando que José fuera acusado injustamente y llevado a prisión.

En el camino a emprender puedes encontrarte con acusaciones injustas, e incluso traiciones. Pero es aquí donde se distinguió ese joven y me lleva a mencionarte el paso tres, en la administración de tu sueño.

Sé firme en tus convicciones y valores.

Persiste en lo que has creído y si tienes que salir huyendo como José, ¡hazlo! No te corrompas. No vendas ni negocies tus valores o lo que hayas creído.

Hay algo que me llama la atención de esta historia y es que aun en la cárcel por la acusación injusta, José se mantuvo firme y de pie ante tan difícil circunstancia. Debió haber sido doloroso haber alcanzado unas metas y verlas deshacerse en un momento. Pero, ¿sabes algo? En la cárcel había personas que tenían una necesidad y José pudo satisfacerlas, incluso en medio de su proceso y esa actitud le abrió puertas para servir, ayudar a otros y ser recomendado al más grande líder de su país.

Este suceso me lleva a mencionarte el punto número cuatro, a la hora de administrar tu sueño. Este es:

Conserva una buena actitud.

Winston Churchill dijo: “La actitud es una pequeña cosa que hace una gran diferencia”. La manera en que enfrentas los procesos en el camino hacia tus sueños, definirá el éxito o fracaso de tu emprendimiento. En ocasiones, no podemos cambiar lo que sucede, pero sí podemos modificar nuestra actitud hacia esa situación. Una persona puede transformar su futuro solo cambiando de actitud. Por lo tanto, en esta etapa manténte positiva y alineada a tu sueño y rodéate de personas que tengan una actitud como la tuya, ya que las actitudes positivas te ayudarán a enfrentar mejor los retos.

La actitud de José lo llevó muy lejos. Mantenerse firme en sus valores y en lo que había creído, le ayudó a alcanzar su sueño. Aun en la cárcel pudo sobresalir y fue puesto en gracia y después, al cumplirse la interpretación de un sueño dada a Faraón, fue restituido a la libre comunidad y aún más, su persistencia lo convirtió en el gobernador de Egipto. ¡Wow! El joven que fue vendido por sus hermanos, ahora se convertía en gobernador y el sueño en el que el sol, la luna y las estrellas se postraban ante él, ahora se cumplía.

Lo vivido por José en ese proceso, me conduce a mencionarte el último punto. Este es:

Desarrolla tu persistencia.

¡Sí, la persistencia! Esta es definida por la Real Academia Española como: “mantenerse firme o constante en algo”.

Para administrar tu sueño correctamente necesitas persistencia y perseverancia, tienes que estar clara y segura de perseguir tu sueño. Se vale llorar en este camino y en ocasiones, querer “enganchar los guantes”; pero en ese momento, llora, sécate las lágrimas, y continúa. Insiste, persiste y resiste.

La historia de José nos enseña mucho en este camino para emprender y administrar nuestro sueño correctamente y nos deja bien marcado que el que persiste hasta el fin, alcanza lo que sueña. Puedes leer la historia completa aquí.

En resumen, te invito a que apliques estos cinco puntos en la administración de tu sueño: Cuidado a quién le cuentas tus sueños, levántate y camina hacia él, mantente firme en tus convicciones, conserva una actitud positiva, y persiste, ¡Prohibido olvidar! Te aseguro que alcanzarás tu sueño.

¡Te espero en mi próximo escrito! ¡Dios te bendiga!

Dra. (c) Yumilka Rodríguez Pérez, MSS

Escritora de Administra tu Sueño en soñadoras.com

Información de Contacto:

Dueña de Cosa Verde Health Club

https://www.facebook.com/Cosaverdehealthclub/

https://www.instagram.com/cosaverdespot/

Fundadora de Mujer ELE

Email: mujerele@icloud.com