Asertividad Soñadora

La asertividad es una cualidad de la comunicación (por lo tanto, puede estar ausente o presente), que influye directamente en la expresión acertada en situaciones en las que asumir la posición de emisor no es fácil. Por lo tanto, forma parte de esa caja de herramientas que son las habilidades.

«Cuando pones a alguien a cargo de tus emociones lo pones a cargo de tu vida».

-B. Bailey-

Existen fundamentalmente tres estilos de respuesta: la conducta pasiva, la conducta agresiva y la conducta asertiva.

En la conducta pasiva no se expresan honestamente los propios pensamientos, sentimientos y opiniones. Se reprimen para evitar el conflicto. Suele venir acompañada de conductas no verbales como: evitación de la mirada, volumen bajo de voz, postura corporal tensa, habla entrecortada, etc. En este estilo pasivo se hacen continuamente cosas que realmente no se desean hacer, intentando agradar a todo el mundo, ya que a la larga genera gran frustración.

En la conducta agresiva, por el contrario, se defienden los derechos personales expresando las propias opiniones y sentimientos de una manera inapropiada y sin respetar los derechos de las demás personas. Suele venir acompañada de conductas no verbales como: movimientos y gestos amenazantes, mirada fija, tono de voz elevado y a menudo de invasión del espacio de la otra persona. Los objetivos se consiguen a expensas de los demás, provocando una cierta manipulación y humillación, y aunque, a corto plazo, se consigan resultados, a la larga las consecuencias suelen ser negativas ya que genera tensión en las relaciones personales y reacciones de evitación.

En la conducta asertiva, se expresan directamente los sentimientos y opiniones propios respetando y teniendo en cuenta los derechos de los demás. Las conductas no verbales son tono de voz firme, postura relajada, contacto visual directo, movimientos de cabeza y cuerpo orientados hacia la otra persona, y un espacio interpersonal adecuado. Con el comportamiento asertivo se obtienen consecuencias favorables tanto personales como interpersonales, ya que manifestando adecuada y claramente la propia posición, es más probable que la respeten y actúen en consecuencia, y aunque no se pueda evitar el desacuerdo, si se mejorarán las relaciones interpersonales.

En el trabajo, y la vida en general, se producen continuamente interacciones interpersonales, con pacientes, usuarios, compañeros, etc. Hay personas con gran habilidad para mantener conversaciones, rechazar peticiones, gestionar críticas, pedir disculpas o defender su punto de vista. Las respuestas socialmente habilidosas son conductas que se consideran oportunas, en el momento oportuno.

No hay maneras correctas de hablar o comportarse correctamente que sean universales e infalibles, sino diferentes formas que pueden variar dependiendo de las personas y las situaciones. Y eso no significa tener siempre razón o conseguir lo que se desea a base de persuadir o manipular; sino expresar las opiniones y sentimientos propios, respetando los de los demás y sin resultar ofensivos.

Necesitamos las habilidades sociales para tener relaciones exitosas con otras personas, sobre todo en situaciones complicadas, como puede ser: expresar opiniones personales, incluido el desacuerdo, saber decir «no», expresar el desagrado o disgusto, hacer o recibir cumplidos, pedir cambios en las conductas de otras personas, disculparnos, afrontar constructivamente críticas, etc. Estas habilidades son especialmente útiles en relación a la capacidad para atender satisfactoriamente a los usuarios, recibir quejas y reclamaciones, hablar en público, etc.

¿Cómo lo hacemos? Aquí te presentamos 8 técnicas concretas para comunicarte de manera asertiva.

  1. Auto revelación: Esta es una técnica básica de asertividad. Consiste en la expresión simple de los sentimientos y pensamientos.
    Ejemplo: «Me siento incómodo con este cuestionamiento», «Yo pienso que esa es una apreciación justa de lo que me sucedió hoy», etc.
  2. Auto aserción: Consiste en decir de manera clara y concreta lo que desea o lo que va a hacer. Ejemplo: «Deseo salir esta noche».
  3. Aserción empática: Esta destreza refleja el conocimiento de la posición de la otra persona (actitud o sentimiento); pero al mismo tiempo, mantiene la posición personal.
    Ejemplo: «Entiendo que te resulta lejos ese lugar, pero no puedo llevarte en este momento».
  4. Aclaración: Esta destreza incluye preguntar a la otra persona respecto de su conducta.
    Ejemplo: «Cuando estábamos hablando esta mañana, te fuiste abruptamente. ¿Tengo algo que ver con eso?».
  5. Interrogando al otro: Se trata de buscar información que clarifique la conducta del otro, sus pensamientos o sentimientos. Ejemplo: «Cuando tú hablaste conmigo durante el desayuno, esta mañana, pasaba algo raro. ¿Estabas enojado conmigo?».
  6. Posible compromiso: Cuando dos personas no han logrado ponerse de acuerdo, muchas veces es necesario y práctico sugerir un compromiso. En esos compromisos es bueno intentar que ambas personas puedan satisfacer sus necesidades. Ejemplo: «Si tú llevas a los niños al parque, yo limpio los platos. Así, ambos tendremos después algún tiempo libre juntos».
  7. El disco rayado: En algunas situaciones, la repetición de la misma frase es necesaria para mantener la interacción al punto de permitir a la otra persona comprender nuestra posición claramente. Ejemplo: «No quiero ir ahora a arreglar el escritorio (…). Te repito, no voy a hacerlo ahora».
  8. Frase neutral: Es una declaración neutral que no describe sino el proceso de lo que está ocurriendo. Ejemplo: «Este es un tema difícil, realmente duro de resolver» «Parece que siempre nos cuesta esto, ¿verdad?». 

La buena comunicación no se debe reservar para ocasiones especiales. Es un ejercicio diario. Debemos aprender a usar la asertividad y antes de hablar, contestar las siguientes preguntas: ¿Por qué? ¿Cuándo? ¿Dónde? ¿Cómo? Las respuestas nos ayudarán a la comunicación asertiva.

Me crié en New York y como a mis 11 años nos mudamos a Puerto Rico. No hablaba correctamente el idioma español, y esto me afectó en la escuela. Pero yo tomé la decisión de leer y hablar correctamente el idioma español y lo hice tan seriamente, que quien me escucha hablar jamás se imaginaría que yo hablaba perfectamente el idioma inglés.

Esta decisión fue un reto porque como no sabía expresarme bien, siempre estaba llorando, hasta que un día dije: «Ya no más. Vas a aprender a comunicarte asertivamente». Aún hoy, es un ejercicio que tomo muy serio, porque para mí la comunicación es una hermosa herramienta. Usada correctamente se pueden lograr todas las metas anheladas y ganar el respeto de quien te escucha.

Es el deseo de mi corazón que este artículo haya sido de tu interés y que, a su vez, sea una herramienta de mejoramiento personal a la hora de establecer relaciones.

¡Hasta la próxima, desde el corazón de una amiga!

Dayna Monteagudo Rodríguez

Escritora de Relaciónate para el éxito para soñar en Soñadoras.com

Autora de los libros: Desde el corazón de una Amiga y Desde el corazón de una Madre

Información de Contacto:

desdeelcorazondeunaamiga@gmail.com

https://www.facebook.com/AutoraDaynaMonteagudo

http://amazon.com/author/daynamonteagudo

https://instagram.com/daynamonteagudo?r=

Con este corto ejemplo quiero ayudarte a evaluar en qué áreas eres imprescindible y en qué otras áreas o tareas puedes delegar, bien sea a alguien de confianza que esté dispuesto a ayudarte, o que tengas la oportunidad de programar sistemáticamente algunas tareas automáticas. El resultado será que tendrás más tiempo para invertir en las áreas que son vitales para tu negocio y que solo tú puedes atender, por ende, cumple con el fin que nos mencionaba la definición de Recursos Humanos: obtener mayor productividad de nuestro capital humano.

Si logras una disciplina y consistencia, en este aspecto, comenzando contigo como Fundadora, CEO, etc., imagina el impacto que podrías llegar a tener, si en la medida en que crece tu negocio, te requiere mayor capital humano y continúas poniendo en práctica este método como parte de tu cultura empresarial…¡SERÍA ESPECTACULAR!, ¿verdad?

Por lo general, una emprendedora no hace solamente una sola cosa, sino que es sumamente multifacética: puede que de conferencias, tenga una academia en línea, dicte talleres personalizados, sea autora, haga podcasts, tenga una tienda en línea, etc., y en muchas ocasiones, esta multiformidad es lo que la expone al tan esperado éxito.

Planifica tu tiempo, tus proyectos, tus recursos. Proverbios 21:5 (NTV) nos dice: “Los planes bien pensados y el arduo trabajo llevan a la prosperidad, pero los atajos tomados a la carrera conducen a la pobreza”. Si emprendemos, ciertamente buscamos ser prosperados y exitosos, pero para lograr eso, la misma Biblia nos dice que tenemos que planificar de la forma correcta y por supuesto, poner los planes en acción trabajando arduamente. Pero, ¡ojo! trabajar mucho no siempre es sinónimo de ser efectiva o productiva.

Sé que anhelas ser productiva, pero si no has cimentado tu negocio, empresa, planes y proyectos en Dios, lamento informarte que se te hará imposible emprender de la forma correcta. Juan 15:4-5 (NTV), dice: “Permanezcan en mí, y yo permaneceré en ustedes. Pues una rama no puede producir fruto si la cortan de la vid, y ustedes tampoco pueden ser fructíferos, a menos que permanezcan en mí. Ciertamente, yo soy la vid; ustedes son las ramas. Los que permanecen en mí y yo en ellos, producirán mucho fruto porque, separados de mí, no pueden hacer nada”.

Mas claro imposible, separados de Dios nada produciremos, así que hoy es una excelente oportunidad para comenzar nuevamente y colocar cada plan que tienes en mente y que Dios ha depositado en tu corazón, en las manos de nuestro Creador, porque solo así podrá ser prosperado y rendir frutos.

¿Recuerdas que te mencioné que te mantuvieras con una mente abierta? Pues te exhorto a que no te encierres ni limites tu mente, pensando: yo solo seré emprendedor y ¡seré solo yo! Recuerda que, no porque tu comienzo sea pequeño deberás quedarte pensando en pequeño. La mayoría de las grandes compañías que hoy vemos en la industria, comenzaron desde lo más pequeño pero no se mantuvieron ahí, siguieron evolucionando hasta llegar en donde se encuentran hoy. Jesús, teniendo la potestad de trabajar y cumplir Su propósito solo, eligió discípulos para que le ayudarán. Y por la contribución de los discípulos, el Evangelio se logró expandir a través del mundo.

No limites tus planes o negocio solo para tu beneficio, porque puedes ser de alcance y bendición para muchos. No sabes, si en un futuro, tu crecimiento te lleve a tener que considerar a alguien, o a varias personas, para que te asistan con tu agenda, eventos, coordinación, entre muchas otras cosas.

Por último, permíteme decirte que Dios no da poco, da en abundancia. En Efesios 3:20 (NTV) dice: “Y ahora, que toda la gloria sea para Dios, quien puede lograr mucho más de lo que pudiéramos pedir o incluso imaginar mediante su gran poder, que actúa en nosotros”. Si hoy emprendes y has tomado la decisión de colocar tus dones y talentos para bendecir a otros mediante tu proyecto de vida, prepárate para ser ¡ridículamente bendecida!

Espero que este artículo haya sido de bendición para tu vida. ¡Te espero en mi próximo escrito!

!Búscanos en las redes sociales deseamos mantenernos en contacto contigo!

Gisele O’Neill

Fundadora & CEO- RidiBlessed

go@ridiblessed.com

https://www.instagram.com/ridiblessed/

https://www.facebook.com/ridiblessed/