Conecta con la gente a través de las videoconferencias

 

Uno de los cambios que más se ha presentado en esta pandemia, es que la mayoría de nuestras interacciones, por no decir que casi todas, se hacen ahora de manera virtual. Por eso, nuestra forma de comunicarnos ha ido cambiando y ha creado la necesidad de capacitarnos para entender esta nueva tendencia, que ya se ha vuelto cotidiana en nuestras vidas y aprender a conectar con la gente, a través de las videoconferencias.

Aprende a usar este lenguaje audiovisual

Ya no estamos en los tiempos en donde hablábamos y hablábamos, sin escuchar a nuestro interlocutor. Ese tipo de comunicación, tipo monólogo, donde no parábamos de hablar y los demás solo nos oían, ya prácticamente no existe. Ahora, la comunicación que fluye a través de las videoconferencias y redes sociales, está basada en la retroalimentación que el otro nos da. Por eso, necesitamos aprender a escuchar lo que el otro tiene para decir e interactuar con él.  Este es el tiempo de conectar, comunicarnos y escuchar a los demás.  

Mantener la atención de los oyentes es la prioridad

En una sociedad tan mediática como la nuestra, mantener la atención de las personas mientras estamos dando una charla, clase o taller, a través de una videoconferencia, es todo un reto y, más aún, cuando estamos compitiendo con el Internet, las notificaciones del celular, los chats de WhatsApp y sobre todo, con la cantidad de información que las redes sociales nos proporcionan.

Así que, para posicionar tu marca personal o negocio y lograr que las personas se queden contigo mientras les hablas, necesitarás aprender algunas estrategias que te servirán para comunicar tu sueño de manera efectiva y práctica.

Para nadie es un secreto que el nivel de atención, hoy en día, es el más bajo. De acuerdo con los más recientes estudios, este tiempo no supera los 9 segundos.  Si en los primeros minutos de tu videoconferencia no logras conectar con las personas, y a la gente no le interesa el contenido de tu charla, se desconectará. Esto puede cambiar, si pagó una suma por estar ahí, o su asistencia es requerida para una clase; pero te aseguro que, aunque esté físicamente conectada, su mente estará en otro lugar.

Hoy quiero darte algunos consejos para que puedas conectar con la gente a través de videoconferencias más efectivas,  sin que se dispersen.

Momentos previos a una video conferencia:

  1. Dales tiempo a las personas para que entren a la «sala virtual» y se organicen. Cuando envíes la notificación de la plataforma donde vas a hacer la videoconferencia, hazlo con 15 minutos de antelación para que los invitados tengan tiempo de organizar su cámara y audio.
  2. Genera espacios de relación: Recuerda que, aunque estemos en una videoconferencia también necesitamos estar conectados los unos con los otros. El tiempo previo es necesario, porque es como entrar a un salón de clases en donde todos llegamos y saludamos a los demás. Aunque estemos distanciados físicamente, no podemos estar distanciados socialmente. Por eso, estos momentos donde generamos comunidad son muy importantes. 
  3. Informa lo que esperas de ellos con antelación: Es muy importante que, por medio de un email o un texto de WhatsApp, le des a las personas la información que necesitan saber para participar en tu clase o videoconferencia. Por ejemplo:

 

  • La hora de inicio y de finalización: Si vas a dar una videoconferencia que dure más de una hora, debes añadir un tiempo de descanso. Lo más recomendable es hacer una enseñanza de 45 minutos y luego tomar un receso.
  • Sección de preguntas y respuestas: Si vas a incluir este tiempo dentro del programa, debes dejar claro que habrá un espacio para ese momento, así los asistentes van escribiendo sus preguntas para el final de la sesión.
  • Lista de asistencia: En el caso de una clase en donde la asistencia sea obligatoria, es importante que los alumnos sepan que ésta será requerida. Puedes anexar en el chat de la plataforma, un enlace con una hoja de asistencia para que cada uno coloque su nombre completo, o puedes designar a un asistente que te ayude en este caso.
  • Cámara encendida: Entrar a una clase por videoconferencia es como entrar a una sala de conferencias, solo que ahora es a nivel virtual. Por tal motivo, si para tu clase es requerido que todos tengan la cámara encendida, se los debes dejar saber con antelación para que hagan los ajustes necesarios.
  • El micrófono debe estar apagado: Debes informarles que, durante la enseñanza, el micrófono debe permanecer apagado para evitar el ruido y la distracción en los demás asistentes. Cuando sea el momento de participar, tú como anfitrión, abrirás los micrófonos.
  1. Informa el material extra que las personas deben tener para la videoconferencia:  Si los asistentes a tu charla virtual deben tener algún material extra para ese día, infórmalo con antelación. Por ejemplo: haber leído algún libro o manual, rellenado una forma o plantilla, o tener preparado un material de apoyo. 

 

¡¡Y empezamos la videoconferencia!!

 

  1. Conecta con las personas: Dedica los primeros segundos a saludar rápidamente a la gente, como si hicieras un breve paneo a la pantalla de tu ordenador. Eso es conectar. Te tomará unos breves segundos y la gente se sentirá incluida. Recuerda que cuando hablas, necesitas mirar al lente de la cámara, y cuando es el turno que tu interlocutor hable, lo miras a la pantalla. 
  2. Si estás nervioso, toma agua y sonríe: Después de mirarlos, respira profundamente. Si sientes que todavía tienes temor, detente, toma agua y sonríe. Ese espacio de tiempo le está indicando a tu cerebro que todo está bien y, poco a poco, empezará a calmarse.
  3. Empieza la videoconferencia haciendo una pregunta que capte la atención de las personas: Cuando comienzas una charla haciendo una pregunta, haces que las personas reflexionen sobre el tema y se enfoquen en lo que les vas a enseñar. Puedes usar una pregunta enfocada en la solución o respuesta que los asistentes encontrarán tomando ese taller o clase. 
  4. Rompe el hielo: Diles a las personas que contesten esa pregunta que hiciste, así romperás el hielo y la gente se empezará a sentir cómoda contigo. Si la gente entendió tu pregunta diles que contesten, por ejemplo: «yo», o «a mí me pasa igual», etc.
  1. Utiliza palabras sencillas, claras, y concretas: No uses un lenguaje complicado que la gente no entienda, por más que tú seas experta en el tema. Debes lograr que las personas se queden contigo hasta el final de tu exposición y no se dispersen porque no entienden lo que dices.
  2. Aprende a manejar los tiempos para tus clases o talleres: Cuando estamos en una videoconferencia necesitamos detenernos cada 45 minutos y hacer que las personas activen su cuerpo, porque después de este tiempo, está comprobado que la mente se vuelve pasiva y tiene menos capacidad de retención.
  3. Divide tu charla en segmentos para que sea más fácil manejar el tiempo: Los expertos advierten que cuando las personas estudian virtualmente se debe parar el discurso cada 10 minutos y hacer un cambio en la dinámica. Por ejemplo, puedes hacer una mini pregunta para interactuar con las personas y no perder su atención. Recuerda que es importante la conexión. 
  4. Haz un resumen y señala los tres puntos claves de esa enseñanza. Tienes que cumplir el objetivo de la clase. No termines la video conferencia sin haber dado un resumen, y que los asistentes se hayan quedado al menos con tres puntos importantes de toda lo que dijiste.

 

Sí necesitas una consultoría para empezar a hacer tus videoconferencias o talleres, perder el temor de hablar en público o delante de una cámara, o crear un formato para empezar a hacer tus propios programas usando los vídeos, comunícate conmigo para poderte ayudar con mis servicios profesionales. Contáctame a través de mis redes sociales o escríbeme un email para poder asesorarte.

 

Tatiana Figueroa-Gomez

Comunicadora Social-Periodista

Instagram: tatiafi_

Facebook: Tatiana Figueroa-Gomez

Email: tatiafi@gmail.com