Conviértete en una hacedora

¿Quieres saber cómo convertirte en una emprendedora que va más allá de sus sueños? 

¡Hola amada Soñadora!

En mi artículo anterior, te estuve hablando sobre las estrategias que he aplicado en mi negocio y que me han dado resultado. Hoy te quiero compartir una cualidad que me ha ayudado a poner en práctica esas estrategias.

¿Sabes qué? de nada serviría tener mucho conocimiento, conocer tantas y tantas cosas que muchas veces aprendemos, si no lo aplicamos a nuestra vida.

¿Te has preguntado qué es lo que diferencia a los hacedores de los soñadores?

¿Cuántas veces has prometido cambiar, ahorrar, mejorar tus finanzas, no ser compradora compulsiva sin que nada suceda? Muchas veces, ¿verdad?

¿Cuántas veces has soñado con emprender? ¿Cada inicio de año, una y otra vez, has dicho: este es mi año?

Sabes que necesitas un cambio de vida, pero sigues dando vueltas en círculos. Pues, tal como te insté en el escrito anterior, te digo hoy: ¡Deja de dar vueltas en círculos! ¡El momento de empezar ya llegó!

Lo que diferencia a los soñadores de los hacedores es su nivel de compromiso. Sí, así como lo lees. Un emprendedor exitoso, o una persona a la que le va bien económicamente  no carece de compromiso. 

Cuando digo que «le va bien» es porque administra sus finanzas correctamente, es una persona con un alto liderazgo sobre su dinero. Verdaderamente se ha comprometido.

El autoliderazgo es la capacidad de ejercer dominio sobre sí mismo. No en vano la Biblia enseña que, cada día, debemos alimentar nuestro dominio propio. El compromiso es una de las cualidades más importantes que debe desarrollar un líder. Como emprendedora ¡eres una líder!

Alguien dijo: «El compromiso nos da nueva fuerza. No importa lo que pueda venir: enfermedad, pobreza, desastre, nunca quitamos la vista del objetivo».

El compromiso es diferente para cada persona. Es caer y levantarse, es seguir luchando por lo que deseas, es dar la milla extra.

Si quieres tener éxito tienes que comprometerte. Es imposible tener éxito sin compromiso, sea lo que sea que quieras lograr.

Durante mi etapa de crecimiento personal, he aprendido tres puntos sobre el compromiso:

  1. El compromiso empieza dentro de ti.

Echas fuera el perfeccionismo y empiezas con lo que tienes. No eres de los que quieren ver el resultado antes de comprometerse. Estuve conversando con una persona sobre un negocio nuevo que inicié y la estaba invitando a que emprendiera su propio negocio con esa oportunidad y me respondió que cuando yo haya tenido éxito, entonces, la invitara. Esa respuesta es una muestra de que las personas quieren saltarse el compromiso y tener éxito primero. ¿Sabes qué? No funciona así. 

  1. La prueba del compromiso es la acción.

Una cosa es desear hacer algo y otra es realmente comprometerse. Es fácil hablar, pero es difícil vivir lo que dices. Ser intencional con tus acciones. El nivel de compromiso se demuestra con tus acciones de cada día.

  1. El compromiso es la puerta del éxito.

Como emprendedora vas a enfrentar obstáculos, críticas, oposiciones, si es que no los has enfrentado ya. ¿Pero sabes qué? Tu compromiso es lo que te permitirá continuar hacia adelante.

En el mundo hay cuatro tipos de personas: los que viven como una partícula en el aire sin sueños ni objetivos; los que sueñan y desean las cosas; los que empiezan las cosas, pero a la primera circunstancia difícil abandonan y los que tienen sueños y objetivos y se comprometen y pagan el precio por alcanzarlos.

¿Qué tipo de persona eres tú?,¿logras lo que te propones?, ¿crees que puedes lograrlo?

Para incrementar tu compromiso, te comparto estos tres puntos:

  1. Empieza a evaluar tus acciones.

Revisa tu agenda: ¿de qué está llena?. Revisa tus finanzas: ¿en qué estás gastando tu dinero?, ¿cuánto gastas en vivir?, ¿cuánto tienes ahorrado?. ¿Cuánto tiempo inviertes en tu crecimiento?, ¿en tu familia?. ¿Cómo está tu salud?. Todo esto te dará una medida de tu nivel de compromiso.

  1. Identifica lo que te apasiona.

Pregúntate qué es eso por lo que darías tu vida. Qué es eso que harías, aunque no te paguen, qué es eso que harías, aunque nadie te lo reconozca. Escribe tus resultados y compáralos con tus acciones para ver si se relacionan.

  1. Busca un compañero de responsabilidad. Habla con alguien, exprésale tus sueños y cuándo los quieres lograr. Puede ser un amigo que te ame, un coach, alguien que te ayude a comprometerte. 

Si tienes una idea de negocio y no te comprometes a hacerla realidad, a alguien más se le ocurrirá y la llevará a cabo. Las ideas están en el aire y a cualquiera les pueden llegar. Y cuando veas a otro haciendo lo que has soñado toda tu vida dirás que te robaron la idea… no es así, simplemente esa persona se comprometió y trabajó para hacerla realidad.

Comprométete contigo misma, con tus sueños y tus acciones de cada día. Sólo así podrás tener el éxito que tanto sueñas.

Recuerda, querida emprendedora, el momento de iniciar es ahora y todo depende de ti.

Espero haberte ayudado con este escrito. Si tienes alguna duda, sugerencia o consejo sobre este tema, o si deseas conocer más sobre este y otros temas para el crecimiento de tu negocio, te invito a escribirme.

Te quiero ayudar a mejorar tus conocimientos y habilidades para mantener tu negocio o empresa financieramente sostenible.

¿Te animas a hacerlo conmigo? Recuerda que estoy aquí para ti.

¡Te espero en mi próximo escrito! 

Digna Paulino
Escritora de Liderando tus finanzas para emprender en soñadoras.com 

Información de contacto:

Fundadora & CEO – Liderando tus Finanzas

liderandotusfinanzas@gmail.com

https://www.instagram.com/liderandotusfinanzasrd/

https://www.facebook.com/dignalpaulino/