¿Cuándo comenzaré a ver ganancias en mi negocio?

Esta es una pregunta que toda emprendedora o dueña de negocio se hace. Pero antes de entrar en materia, te doy la bienvenida nuevamente a este, tu blog de crecimiento. Hasta el momento te he compartido un contenido que sé que te ha instruido y dado claridad respecto al manejo de tus finanzas para llevar a cabo tu emprendimiento.

Sin temor a equivocarme, pienso que cuando se empieza un emprendimiento, no es raro que se tenga la idea de que tan pronto se empiece a vender se van a obtener ganancias. Esto está estrechamente relacionado al principal temor que embarga a un emprendedor o empresario en sus comienzos. Ese miedo radica en que se llegue a perder la inversión que ha realizado para iniciar su negocio.

En mi carrera como mentora de emprendedores, unos de los puntos que me ha resultado más retador, es desmontar de la mente el temor que ellos sienten de perderlo todo, sobre todo, porque la mayoría de ellos, iniciaron su negocio con los ahorros que realizaron durante años o mediante algún crédito que tomaron para el capital inicial de su proyecto. Uno de los objetivos principales por los que me contratan es que para que les dé estrategias o herramientas que les ayuden a recuperar la inversión en el negocio, en el menor tiempo posible.

Varios estudios han revelado que es normal que, al momento de iniciar un negocio, se tenga el temor o incertidumbre de perderlo todo. En esos estudios, las estadísticas aseguran que muchos no llegan a lanzarse como emprendedores porque primero les ha asaltado el temor de perder su inversión. También suponen que si el valor de la inversión es alto, hay un mayor temor de correr el riesgo de perder. Otro dato que me llama la atención es que si el temor a perder la inversión surge antes de emprender, no habrá emprendimiento. Para estos expertos, el primer error que comete un emprendedor, empresario, dueño de negocio o profesional es dejar el negocio en el primer año, porque no esté generando las ganancias que esperaba. El segundo es el deseo de ganar lo que necesitas para vivir, pero que de forma sostenida y recurrente, o sea, todos los meses seguidos, creas que vas a tener una cartera de clientes e ingresos suficientes.

Dada la importancia que reviste, para el emprendedor o inversionista, la recuperación de la inversión inicial y el éxito del negocio, quiero abordar el tema, para enseñarte, a partir de unos conceptos básicos de finanzas, la clave principal para la recuperación de la inversión.

Ahora bien, la respuesta concreta a la interrogante que da origen a este escrito, es que la inversión se recupera cuando empiezas a ver las ganancias del negocio que van generando las ventas, pero, para que esto ocurra, según algunos expertos, deben transcurrir entre tres y 5 años (36 a 60 meses) aproximadamente, dependiendo del tipo de empresa y los acontecimientos que surjan en el mercado.

A partir de esos 36 meses puedes recuperar algo o empezar a ver ganancias en tu emprendimiento. Este tiempo va a depender, claro está, del tipo de empresa o emprendimiento que realices, las posibilidades de aceptación de tu producto o servicio, del éxito que tengas en el mercado, así como de la buena administración que  realices, entre otros factores que influyen, de manera personal a cada emprendedor.

Técnicamente, este período de recuperación o de generación de ganancias, se define como el período que tarda en recuperarse la inversión inicial.

Para determinar el tiempo exacto en el que un emprendimiento o negocio va a generar ganancia, realizo el cálculo de los flujos de caja o ingresos de efectivo, generados por el negocio. De acuerdo al resultado que arroje este cálculo, las ganancias se generan en el año, en el cual, los flujos de caja acumulados sean mayores a la inversión que se hizo para iniciar el proyecto de emprendimiento. El resultado de este cálculo es preciso, en años, meses y días, indicando la fecha en la cual se generan las ganancias que cubren la inversión inicial.

Para conseguir el dato del año de generación de ganancias, debo hacer una evaluación para conocer las ventas proyectadas o ingresos que pueda generar el negocio y elaborar el estado de resultados, cuya finalidad es calcular la utilidad neta y los flujos netos de efectivo.

Para conocimiento general, a continuación te muestro cómo se realiza el estado de resultados para que puedas comprender en contexto cómo se calcula la utilidad neta y los flujos de netos de efectivo:

Ingresos

-Costos de producción

= Utilidad marginal

– Costos de administración

– Costos de ventas

– Costos financieros

= Utilidad bruta

-Impuestos de renta y complementarios

= Utilidad neta

-Depreciación y amortización

– Pago a préstamos

= Flujo neto de efectivo

El resultado que genera el flujo neto de efectivo, es igual a la capacidad que tiene la operación de tu emprendimiento o empresa, de generar ingresos para empezar a generar las ganancias esperadas, que, como indiqué más arriba, pueden tomar entre tres a cinco años, dependiendo de diferentes factores. Es muy importante que tu negocio se pueda mantener con los ingresos operacionales que genera, porque en caso  contrario, vas a tener que recurrir a financiamiento para poder mantener el negocio o empresa a flote y te va a tomar un poco más de tiempo empezar a generar ganancias.

Dicho de otra manera, los ingresos que generes tienen que estar en un nivel que al menos alcance para cubrir los costos y gastos totales, con lo cual el negocio estará funcionando, restándole a esta la posibilidad de que se recupere de la inversión inicial. Lo ideal es que los ingresos estén por encima de todos los costos y gastos totales, con lo cual generarás las ganancias deseadas.

Mi recomendación final, es que te mantengas vigilante sobre los costos y gastos en los que incurres en el negocio. No le tengas miedo a sacar cuentas y cálculos, porque es lo que te ayudará a saber dónde estás y cuál es la situación real de tu negocio. No es lo mismo generar ventas, que te entre efectivo o generar ganancias. Puedes tener un buen flujo de efectivo, tus ventas pueden estar generando dinero y aun así, tu negocio puede no ser rentable.

Recuerdo a una de las primeras clientas que tuve. Ella estaba feliz con su negocio, porque vendía y las operaciones que hacía le generaban entradas de efectivo. Ella entendía que por estar moviendo la caja ya el negocio estaba siendo rentable. Cuando realicé el análisis de sus operaciones y los costos que estas le generaban, ella estaba generando una cantidad importante de pérdida mensual.  ¿Qué te quiero decir con esto? Que lo que no se mide no se puede controlar.

“El mejor modo de ganar dinero es dejar de perderlo”

Otro punto es que el tiempo para ver ganancias en tu negocio, varía en función del sector y la empresa, y depende del tiempo en el que el negocio genera suficiente flujo de efectivo para cubrir la inversión realizada.

Por último, quiero que recuerdes que siempre ganas más, gastando menos, con un negocio mucho más rentable.

El principal error de un emprendedor es mezclar las finanzas del negocio con las del hogar.

Espero que este blog te pueda ayudar a mejorar tus conocimientos y habilidades para mantener tu negocio o empresa.

¿Te animas a hacerlo conmigo? Estoy aquí para ti.

¡Te espero en mi próximo escrito!

Digna Paulino
Escritora de Liderando tus finanzas para emprender en soñadoras.com

Información de contacto:

Fundadora & CEO – Liderando tus Finanzas

liderandotusfinanzas@gmail.com

https://www.instagram.com/liderandotusfinanzasrd/

https://www.facebook.com/liderandotusfinanzas/