Del macro al micro- Pasos para planificar tu sueño y hacerlo realidad

Toda chica soñadora busca hacer su sueño una realidad y me encanta porque en Soñadoras HD se cree que esto es posible con la ayuda de Dios, y definitivamente así es. 

Ya hemos hablado de cómo planificar y la importancia de hacerlo estratégicamente, así que ya nos vamos a adentrar a los pasos de acción, pero para lograrlo, vamos a ir del macro al micro.  

Cuando decimos del macro al micro, nos referimos de lo más abarcador hasta lo más minúsculo.  Todo en nuestro proceso de planificación es importante, pero quiero dirigirte a llevar tu sueño por una serie de pasos para que lo puedas accionar. 

Quiero que sepas que este proceso debe ser bien pensado, pero no quiero que te limites por aspectos vanos, aquí lo importante es que sepas cuál es tu sueño.  Luego de que sepas esto, lo demás será mucho más llevadero (no más fácil).  

Quizá piensas que planificar tu sueño hasta llevarlo a la realidad es casi una misión imposible, pues quiero decirte que no es así, pero sí que vas a necesitar estructura, esfuerzo, consistencia y acción.  Para que podamos ir del macro al micro quiero comenzar diciéndote que el plan estratégico es medular, pero no puedes trabajarlo desde el ego. No puedes pensar en todo lo “fancy” que te venden en el mundo actual; debes pensar en lo viable y accionable.

Vamos a comenzar a dar pasos desde el macro al micro y no me refiero que será de lo complejo a lo simple o viceversa; sino desde lo esencial y abarcador, hasta lo que será recurrente. Deseo que veas este proceso como una casa, lo primero que ves es la fachada, por lo tanto, esa fachada será el nombre de tu idea (ese sueño que tienes): una boutique, un negocio online, un libro, etc. Ahora que lo estás viendo, necesito que comiences a ver las partes de la casa como las partes de tu sueño.  Cada parte de la casa tiene una función, así será tu sueño para poder accionarlo.  Esto es una simple analogía que te detallaré en los pasos para llevar tu sueño a la realidad.

Primer paso: Identifica tu sueño

En este primer paso debes ponerle nombre para poder visualizarlo y trabajarlo.  Este proceso consiste en filtrar todas las ideas que tienes y concentrarte en lo que deseas lograr. Muchas veces son tantas las cosas que queremos, que no logramos concentrarnos en una. Por lo tanto, debes escribir tu sueño.

Yo sueño con: _______________________________________________________

Completa esta premisa las veces que entiendas necesarias, hasta que tu sueño esté claro y alineado al sueño de Dios.  Este primer paso requiere claridad, honestidad y sobre todo, obediencia.  Los sueños que Dios nos da son una gran responsabilidad, por lo que necesitamos un panorama claro.  

Segundo paso: Detalla de qué trata tu sueño

En este paso te invito a escribir tu sueño detalladamente: De qué se trata, a quién está dirigido, qué valor ofreces, qué resuelves y cuál es la promesa de valor.  Asimismo, redacta tu misión, visión y valores.  Debes tener claro los pilares de lo que harás porque eso sostendrá tu proyecto. Por otro lado, debes repasar tu DAFO y hoy te regalo la herramienta CAME para complementar el DAFO:

Recuerda que debes hacer el análisis interno y externo, y complementarlo con esta herramienta que te ayudará a planificar tu sueño de una forma mucho más estratégica.  Además, es indispensable que evalúes todo lo que te puede afectar de forma interna y externa, para que anticipes y prevengas riesgos.  

Uno de los errores más cometidos es no hacer este tipo de análisis y creer que las cosas se darán de forma automática. 

Tercer paso: Crea tu presupuesto

 

Una de las acciones fundamentales para llevar tu sueño a la realidad, es crear tu presupuesto y estimar los costes de este. Algo que recuerdo claramente al momento de moverme de mi empleo tradicional como Especialista de Educación en una agencia federal a mi proyecto de emprendimiento, fue la evaluación de mi presupuesto para llevar a cabo este gran salto.  Es una de las acciones más importante y pensadas que he tomado, evaluar el presupuesto con el que contaba, hacer un plan de ahorros y evaluar los gastos que tenía, para hacer un plan que me llevara a sostenerme (junto con mi esposo) por, al menos, un año sin recibir paga de mi negocio.  Créeme que este ha sido un paso esencial para poder vivir mi sueño de una forma más ordenada y armoniosa.  

En este paso debes sentarte con tus redes de apoyo para discutir esto, de manera tal, que puedan establecer el plan de acción.  

Dios siempre provee, pero nosotras debemos ser mujeres ordenadas y organizadas para cumplir con los aspectos indispensables en el plano terrenal.  Es por esta razón, que en este caso debes identificar los costes de tu sueño; si es un negocio físico, online, etc., y evaluar cuáles serían tus gastos operacionales según el modelo seleccionado.  

Cuarto paso: Escoge logo, colores, marca… 

Luego que conozcas a profundidad lo que quieres lograr, debes saber qué te identificará.  En este paso vas a necesitar escoger el tipo de marca (personal o comercial), el estilo y personalidad con la que deseas que te asocien.  Esto posteriormente puede variar, sin embargo, debe ser parte de tu proceso de planificación.  Otro elemento importante son los colores, estudia la paleta de colores con la que deseas distinguirte; todo esto conecta y te ayuda significativamente en el reconocimiento de tu marca e identidad.  Recuerda que esto debe estar contemplado en el paso anterior, debe haber una partida del presupuesto para el logo y todo lo demás que tenga que ver con tu presencia de marca.  

Quinto paso: Permisos 

En este paso te invito a asesorarte para conocer los permisos necesarios para llevar a cabo tu proyecto de forma legítima. Primeramente, debes tener claro lo que deseas lograr para que la asesoría sea efectiva y puedas realizar el proceso de permisología basada en lo que realmente deseas. 

Quizá piensas que lo que tú deseas no es algo que requiera este tipo de proceso, sin embargo, para que un proyecto se gestione y se logre, se necesita la estructura de ley.  Por tal motivo, no subestimes tu proyecto, no lo pongas por menos y dale el valor que tiene y merece.  En este paso deberás considerar qué tipo de proyecto tienes, tipo de marca, entre otros detalles que se contemplan en el proceso de permisología.

Sexto paso: Crea tu plan de mercadeo y segmentación

Es maravilloso e ilusiona mucho ver hecho realidad nuestro sueño. No obstante, necesitas crear un plan de mercadeo y segmentación para poder dirigirlo de forma correcta.  Con esto me refiero a que debes conocer tu cliente ideal, que construyes en el segundo paso, para que puedas crear un plan de mercadeo y segmentación teniendo en cuenta el perfil de ese cliente. 

Quiero hacer esto lo más sencillo posible, así que contesta estas preguntas y sigue las recomendaciones:

  • ¿Quién es tu cliente ideal?
  • ¿Dónde está tu cliente ideal?
  • Ten presencia donde se encuentra tu cliente ideal 
  • Crea contenido para tu cliente ideal
  • Hazle ofertas a tu cliente ideal

Si contestas estas preguntas y sigues las recomendaciones, estarás desarrollando un plan de mercadeo que trabajarás basado en tu cliente ideal, en las plataformas en las que se encuentra y ofreciéndole valor a través de lo que provees, solucionando un problema o supliendo una necesidad. 

Séptimo Paso: Lanzamiento de tu proyecto 

Poder lanzar ese proyecto y compartirlo con los demás, es uno de los más emocionante. Aquí debes pensar dónde tendrás presencia (web, redes sociales, etc.) para que puedas hacer el lanzamiento de forma integral y compartirlo con todos.  

Para crear comunidad, conectar y vender, necesitamos presencia, por lo que hacer un lanzamiento oficial impulsa el reconocimiento y la visibilidad.  Es por esto, que debes decidir y gestionar tu presencia en las redes sociales para que puedas tener audiencia en eso que deseas lanzar.  En mi caso, yo comencé con un blog y ya tenía creadas mis cuentas de Facebook y de Instagram. Cuando renuncié a mi lugar de trabajo y lancé mi negocio, lo hice a través de una publicación en donde hablé sobre mi proceso (a través del Storytelling), lo nuevo que estaría haciendo y los servicios que estaría ofreciendo.  Esa publicación fue todo un éxito y, créanme, conecté con las personas porque los hice parte del proceso. 

También debes considerar tener un sitio web porque esa es tu casita en el internet y si fallan las redes sociales, tienes tu espacio con un banco de datos que te mantendrá conectada a tus clientes y comunidad.  Así que recuerda que debes considerar esto en el paso del presupuesto. 

Octavo paso: Conecta con tus redes sociales 

En este paso debes tener en cuenta que tu presencia en las redes sociales debe reflejar tu misión, visión y valores. Por lo tanto, es indispensable que hagas uso de las redes sociales para conectar con tu audiencia y potenciales clientes.

Para este proceso, lo primero que te quiero recomendar es que seas genuina y no le hables al “mundo” sino a tu cliente ideal. Por otro lado, a la hora de crearlas, es importante que tengas en cuenta que tus redes sociales son un espacio para añadir valor a las personas a través de tu contenido, no solo un shopper donde colocarás tus productos, servicios, etc. Además, tener redes sociales requiere enfoque, consistencia y diferenciación.  

Por otra parte, deseo que puedas utilizar las redes a tu favor, así que ten en cuenta lo siguiente:

  • Nombre de tu fan page/ Instagram business 
  • Foto (humanización)
  • Información: clara, precisa y concisa 
  • Historia: quién eres, de dónde nace tu proyecto y qué aportas
  • Plan de contenido: frecuencia, valor y consistencia
  • CTA: siempre haz un llamado a la acción (dale like, sígueme, etc.)
  • Interactúa con tus seguidores
  • Haz lives
  • Promueve lo que haces

Estas son algunas recomendaciones básicas para comenzar a tener presencia en las redes sociales porque te va a servir para llegar y conectar con las personas correctas. 

Noveno paso: Toca puertas y crea alianzas

Tocar puertas y crear alianzas es algo que obviamos por diferentes razones: ego, miedo, timidez…, pero es uno de los pasos que he aprendido a llevar a cabo en mi proceso y me ha dado resultado.  Es imperativo que sepas hacerlo y que seas sabia porque no a todas las personas puedes contarle tu sueño y tampoco puedes unir tu visión a cualquier tipo de persona.  Para esto, vas a necesitar estar clara en tus valores y no hacer nada por tendencia.  

En este paso te invito a hacer una lista de esas personas o empresas con las que quisieras colaborar y hacer alianza porque, de alguna manera, se alinean a tu visión y valores del proyecto. Luego haz acercamientos apropiados, profesionales y oportunos para dejarles saber tu deseo de colaboración o alianza.   

Muchas veces, el mundo de una soñadora se vuelve solitario por miedo a este paso. Sin embargo, cuando oramos y somos genuinas, pero también estratégicas, podemos tocar puertas y crear alianzas de forma saludable y efectiva para alcanzar a más personas.  

Recuerda siempre el win-win, ambas partes deben ganar en el proceso. Las colaboraciones y alianzas correctas dan resultados poderosos. 

No tienes que estar sola.

Décimo paso: Persevera 

Esta parte es fundamental porque habrá procesos y decisiones que no resulten y te ayudarán en tu crecimiento y el mejoramiento continuo.  Por este motivo, para mí es esencial hablarte de este paso, porque vas a necesitar activar en ti la resiliencia para poder adaptarte a los cambios y los imprevistos que surjan en el camino. 

Todo sueño vendrá cargado de retos, pero cuando eres perseverante, no te detienes; por el contrario, utilizas los retos a tu favor.  Así que, en este paso crea el DAFO personal, piensa y evalúa con qué cuentas para mantenerte de pie y no mires lo que careces.  Vas a necesitar creer en ti por encima de todo, abrazar procesos por más difíciles que parezcan, aprender, caerte, limpiarte las rodillas y continuar.  La perseverancia debe ser una de las virtudes que más cultives en tu vida como una mujer soñadora. 

Mujer soñadora que me lees, estos pasos para ir del macro al micro te ayudarán a planificar, pero también a gestionar tu sueño.  Asimismo, serán tu base para moverte de la planificación a la acción con más estructura y dirección. 

Recuerda siempre llevar tu toma de decisiones y tus acciones a la presencia de Dios para que te ayude a que sean acertadas, pero también recuerda que te equivocarás y solo será una información valiosa para no volver a hacer las cosas de esa manera en particular.  Le pido a Dios que te ayude a planificar y accionar tu sueño de su mano, porque es la manera más segura y eficaz de verlo hecho una realidad. 

“Tu sueño es tu superpoder” 

Con cariño, Verónica González 

  1. Ed.

Mis redes sociales:

Facebook: https://www.facebook.com/veronicagonzalez2019/

Instagram: https://www.instagram.com/veronicagonzalezconferencista/

Youtube: https://www.youtube.com/channel/UC-SjJqXlgW6qtCYoCJZLViQ

Web: www.veronicagonzalezpr.com