Las deudas y las finanzas
Conócelas y evita los problemas financieros

¡Hola de nuevo, amada Soñadora!

Estuve revisando el primer escrito que hice para ti en junio de este año 2020, y me sorprende cómo pasa el tiempo tan rápido. A principio de este año, soñaba una plataforma que me permitiera apoyarte con herramientas teóricas y prácticas de las finanzas corporativas y ayudarte a que veas tu emprendimiento como toda una empresa. Lo que era un sueño, hace meses ya es una realidad gracias a este blog.

También, recordé que en el año 2003 me encontraba con más de cinco mil dólares en deudas y una crisis financiera terrible. Créeme que me vi al borde de la locura, pero le doy muchas gracias a Dios porque siempre preservó mi vida, y aún con preocupaciones, me mantuvo en un buen estado de ánimo y la esperanza de que eso también pasaría.

Hoy, siete años después, a nivel global, estamos en medio de una crisis, no solamente sanitaria, sino también financiera, producto del Covid-19. Te sorprenderías si te digo la cantidad de emprendedores que me han escrito para pedirme orientación, porque ante esta crisis, el ingreso de su negocio se ha reducido, debido a que no están produciendo como antes. La mayoría de ellos tiene problemas de liquidez (falta de dinero) que no les permite pagar sus deudas a tiempo.

Es muy importante que, si necesitas apalancarte en deudas (así se les llama a los financiamientos para capital de trabajo) aprendas a administrarlas de manera correcta, para que puedas utilizarlas a tu favor y evites que los problemas de liquidez que se puedan presentar, ocasionen incumplimiento de pagos de tus deudas y una posible quiebra de tu negocio.

Es por esto, que decidí dedicar este escrito a instruirte sobre las deudas y todo lo que necesitas saber para hacer de ellas tus amigas. Así que, debes prestar especial atención a las siguientes líneas para que no te pierdas ningún punto importante, porque sé que te va a ayudar, ya sea que actualmente tengas problemas de deudas, o si en el futuro necesitas acudir a algún financiamiento.

Dentro de los conocimientos básicos que debes tener para una administración correcta de las deudas, se encuentran los plazos, la clasificación de los préstamos, el reporte de crédito, lo que las entidades evalúan, entre otros puntos importantes a tomar en cuenta al optar por un financiamiento. A continuación, te presentaré cada uno de estos puntos, de una manera sencilla, para que captes todo lo que te deseo enseñar. Así que, espero estés ¡lista!

Plazos de las deudas

Las deudas se dividen en corto, mediano y largo plazo. Conocer esta información, te permitirá elegir el plazo más conveniente para tu negocio según su naturaleza, flujo de efectivo, recuperación de sus cuentas por cobrar, rotación del inventario (en el caso de los que venden productos tangibles). Parte de esto te lo enseñé en los escritos de septiembre y octubre con el análisis y planeación, así como la administración del capital de trabajo, respectivamente.

Deudas a corto plazo: Estas van en un rango de uno (1) a tres (3) años:

  • Tarjetas de crédito.
  • Préstamos de consumo.
  • Otros préstamos (Payroll – Título o financiamiento de auto).

Deudas a mediano plazo: Se encuentran en un rango de cuatro (4) a siete (7) años:

  • Préstamos comerciales con garantía de un automóvil, con ciertas características.
  • Préstamos de consumo para ciertos eventos o compra de mercancía.
  • Préstamos estudiantiles o educativos.

Deudas a largo plazo: Estas van en un rango de ocho (8) años o más:

  • Préstamos hipotecarios para adquisición de un local comercial o bien inmueble para el negocio.

Instituciones que ofrecen los servicios financieros

  • Bancos Privados.
  • Financieras.
  • Cooperativas.
  • Asociaciones.(*) 
  • Cajas de ahorro.(*) 

(*) en algunos países

Cada institución tiene características y requisitos diferentes para el otorgamiento de créditos, así como las tasas de oferta de los mismos. Es importante que, al momento de solicitar un crédito, evalúes la institución que más le conviene a tu negocio. Otro punto importante es que sepas que las cooperativas no son iguales que los bancos y las demás entidades. Estas tienen características diferentes respecto tanto a su operatividad, como a las facilidades crediticias.

Clasificación de los préstamos

Línea de crédito abierta: es el tipo de crédito en el cual la institución financiera anticipa un límite o línea de crédito y está disponible para el cliente basado en ese límite.

Dentro de estos están:

  • Tarjetas de crédito (instrumento de alto riesgo).
  • Línea de crédito / Title Loans.
  • Tarjeta de débito. En esta el límite de crédito depende del dinero disponible.

Línea de crédito cerrada: son créditos que tienen un término fijo y su balance pendiente de pago no varía respecto al monto original de la deuda. Dentro de estos están:

  • Préstamos de consumo.
  • Préstamos de automóviles.
  • Préstamos hipotecarios.
  • Préstamos personales.

Reporte e historial de crédito

Es un informe que emiten compañías especializadas, que recopila el historial de crédito de las deudas y forma de pago de estas. Las compañías más conocidas son TransUnion, Exquifax, Experian y Data Crédito. Estas tienen presencia en la mayoría de países de habla hispana.

El historial de crédito contiene información relevante sobre los préstamos otorgados por las entidades afiliadas e incluye los datos de los clientes, como: nombre, dirección seguro social, entre otras. De igual manera, basado en diferentes criterios, otorga una puntuación según el comportamiento que ha tenido el cliente con los préstamos que le han sido otorgados. Cada consumidor tiene derecho a solicitar, una vez al año, un reporte de crédito gratuitamente. Esto puede variar de acuerdo a la legislación de cada país, por lo que es importante que indagues sobre los derechos de los consumidores del país donde te encuentres.

Evaluación para el otorgamiento del crédito 

Al momento de solicitar un crédito en una institución financiera, estas toman en cuenta diferentes criterios para la posible aprobación u otorgamiento del mismo. La institución realiza una evaluación exhaustiva, basados en lo que se conoce como las 5 C’s del crédito:

  • Carácter: En este revisan el historial de crédito y el comportamiento de pago de las facilidades anteriores.
  • Capacidad de pago o ingreso: Se evalúa la capacidad de tu empresa para pagar el préstamo. Este es otro factor importante que toman en cuenta. Las entidades verifican que tu empresa tiene un flujo de efectivo positivo y genera una ganancia constante. También validan cómo piensas pagar tu préstamo. 
  • Capital: Esta corresponde a la evaluación de la liquidez y patrimonio de tu negocio, los activos y pasivos que posees.
  • Colateral: En este punto se validan las propiedades que puedas otorgar en garantía o si existe la necesidad de que te requieran un co-deudor o aval para la deuda.
  • Condiciones de pago: Determinan los escenarios que van más allá de tu historial de crédito. En este punto se evalúan los diferentes contextos que puedan interferir en el correcto cumplimiento del pago. Se determina el plazo, la tasa y la forma de pago con las cuales te otorgarán el crédito.

Es sumamente importante que puedas mostrar a las entidades financieras un plan de negocios detallado y la manera en que un préstamo puede ayudar al crecimiento de tu emprendimiento o empresa. Esto podría ayudar, de una manera considerable, en la decisión final de la entidad para la facilidad crediticia que estés aplicando. Para la elaboración de este plan, te recomiendo que repases nuevamente mi escrito de septiembre, donde te doy pautas importantes para la planeación financiera de tu negocio.

En la medida en que tu negocio crece, tal vez consideres la posibilidad de obtener un préstamo comercial para financiar tus metas a corto, mediano y largo plazo. Por eso, es importante que mantengas un flujo de efectivo positivo, que tengas un historial de crédito saludable, con una buena puntuación (sobre los 700 puntos) y que entiendas las 5 C del crédito. Todos estos aspectos pueden mejorar tus posibilidades de aprobación, al momento de necesitar un financiamiento.

Por último, es mi recomendación que, al momento de endeudarte o decidir financiar tu negocio, elijas el producto bancario que represente una carga menor para tu negocio, así como el interés que vas a pagar, el plazo más adecuado y el nivel de riesgo al que te expones. Siempre es más conveniente elegir un préstamo de consumo que la tarjeta de crédito, porque este tiene un interés más bajo, así como un impacto positivo en el reporte o buró de crédito.

Como siempre, espero haberte ayudado con este escrito. Si tienes alguna duda, sugerencia o consejo sobre este tema, o si deseas conocer más sobre este y otros aspectos para el crecimiento de tu negocio, te invito a escribirme.

Te quiero ayudar a mejorar tus conocimientos y habilidades para mantener tu negocio o empresa financieramente sostenible.

¿Te animas a hacerlo conmigo? Recuerda que estoy aquí para ti.

¡Te espero en mi próximo escrito! 

Digna Paulino
Escritora de Liderando tus finanzas para emprender en soñadoras.com 

Información de contacto:

Fundadora & CEO – Liderando tus Finanzas

liderandotusfinanzas@gmail.com

https://www.instagram.com/liderandotusfinanzasrd/

https://www.facebook.com/dignalpaulino/