Planifica tu semana

 

Hablar de planificación es una de mis pasiones, porque reconozco el poder que tiene el planificar consistentemente para que podamos alcanzar los resultados que deseamos.  Por esta razón, hoy te hablo de cómo planificarte semanalmente para que tus acciones te ayuden a lograr tus sueños.

Es importante que, cada semana, hagas una reflexión y un análisis de lo que deseas lograr, y apliques lo que se llama la práctica distribuida.  Esto es, distribuir el logro de la meta en los diferentes periodos de tiempo diarios, en vez de trabajarlos en un solo periodo extenso.  Así que, primeramente, para seleccionar lo que deseas lograr, te recomiendo lo siguiente:

  • Separa el domingo o lunes para planificar tu semana.
  • Repasa las metas que tienes en el mes y distribuyelas
  • Establece objetivos SMART: específicos, medibles, accionables, relevantes y con tiempo límite.
  • Selecciona qué, cómo y cuándo: qué harás, cómo lo harás y cuándo lo harás.
  • Haz una lista de logros (lo que comúnmente se conoce como lista de tareas) y ubícalos durante los días y horas de tu semana.

Por otra parte, cada semana, establece los hábitos para lograr tus metas, estos pueden ser:

  • Levantarte temprano.
  • Abrir tu calendario.
  • Revisar emails.
  • Establecer alarmas.
  • Colocar en modo de avión tu celular.
  • Tocar, al menos, cinco puertas diarias.

 

Entre otros hábitos que te ayuden a acercarte y lograr tus metas.

Cada semana es una oportunidad de avanzar, pero para lograr maximizar tu tiempo semanal y lograr lo que tanto anhelas, tu semana debe tener un orden y una planificación estratégica.

En este caso, yo te recomiendo que establezcas dos tipos de metas: las cuantitativas y cualitativas.  Las cualitativas son las que producirán un cambio de conducta o una transformación y las cuantitativas son las que puedes medir en términos de cantidad.  Lo indispensable es que tengas metas semanales y planifiques tu semana para alcanzarla. Muchas veces te estableces metas trimestrales o mensuales y olvidas cómo trabajarlas semanalmente, y es aquí donde cada semana cuenta y necesitas estructura y planificación para que logres lo que te propones.

La planificación también conlleva el saber qué cosas te toman más tiempo y qué cosas se convierten en una fuga de él. Cuando planificamos la semana, también debemos pensar en la cantidad de tiempo que nos tomará cada proceso o tarea; por eso, el crear bloques de tiempo te puede ayudar a lograr los objetivos diarios.

Una manera efectiva de planificar tu semana, a través de bloques de tiempo, es el uso de un calendario donde detalles todo lo que harás diariamente y el tiempo real que te tomará (y digo real, porque debes ser honesta para que no te falte tiempo, mejor que te sobre).  La creación de bloques de tiempo puede ser de esta manera:

  • 10:00 am a 11:00 am – Revisar, responder y enviar correos electrónicos.
  • 11:00-1:00 pm- Creación de contenido.
  • 1:00-2:30 pm- Almorzar.
  • 2:30-4:00 pm- Formación.
  • 4:00-5:00- Revisar tareas realizadas, repasar agenda del próximo día y organizar el área de trabajo.

Esto es solo un ejemplo de cómo puedes hacer tus bloques de tiempo. Es importante que a esto le añadas las alarmas para que cumplas con cada uno de ellos y dejes espacios vacíos para los imprevistos.

Ahora hablemos de las fugas de tiempo. Estas son las actividades que consumen tiempo de forma inútil y que, al final, no te acercan a tus metas. Una de esas actividades inútiles es el consumir contenido exagerado en las redes sociales y al final no hacer nada productivo. De igual forma ocurre con los grupos de WhatsApp y hasta con los emails, ya que al final te hacen perder tiempo sin ninguna ganancia (evalúa tu caso).

Por lo tanto, al momento de planificar tu semana debes hacer tu lista de fugas de tiempo para que puedas monitorear en qué se te fue el tiempo y, de esta manera, te prepares para la próxima semana.

Puedes realizar varias estrategias para evitar las fugas de tiempo, entre estas:

  1. Silenciar los grupos.
  2. Eliminar apps.
  3. Configurar y establecer el tiempo en pantalla (los Iphones proveen para hacerlo).
  4. Configurar y establecer el tiempo que estarás en Instagram (en el área de configuración lo puedes hacer y al activarlo, te enviará una notificación si te excedes del tiempo).
  5. Colocar el «no molestar» para silenciar llamadas y mensajes.

El tema de la planificación semanal envuelve diferentes aspectos importantes para poder tener una semana exitosa.

Otra de las acciones que te recomiendo tomar es seleccionar tus outfits de la semana. Sabemos que, muchas veces, esto es un dolor de cabeza y hasta nos hace perder el tiempo. Por esta razón, el hecho de que puedas seleccionar la ropa que te pondrás durante la semana, te ayudará a maximizar tu tiempo de búsqueda diaria.

Por otra parte, también es importante que, si vas a trabajar servicios virtuales, puedas crear las salas virtuales con anterioridad y no esperar al mismo día.  Puedes tomar un tiempo para crear todas las reuniones de la semana (si es que varían y no tienes un sistema de automatización, que lo ideal es que lo tengas), las configuras con tu calendario y creas los emails para enviarlos.  Esto te ayuda a trabajar de forma organizada y estructurada tu semana.

En la medida que vas desarrollando hábitos de planificación, los resultados se dispararán, pero necesitas disciplina.

Otro aspecto fundamental en la planificación de tu semana, es que puedas hacerte consciente de lo importante vs. lo urgente. Lo importante es eso que te llevará a acercarte a las metas y, por consiguiente, tiene un efecto positivo. Por otro lado, lo urgente es eso que se debió hacer y al no hacerlo se convierte en urgente y puede tener consecuencias negativas.  Es por esta razón, que debes evaluar lo que realmente es importante a la hora de trabajar con tus metas y desarrollar un plan que te guíe a realizar lo que realmente es importante.

La planificación semanal es una de las acciones más poderosas a la hora de trabajar. En la medida que planifiques y acciones, podrás ir viendo resultados en el proceso.  Es importante que cada semana la veas como una oportunidad de avanzar hacia tu sueño, pero desde la calma y la paz. Esto te lo comparto porque, muchas veces, la desesperación por lograr las metas, nos puede llevar a no disfrutar el proceso y más que todo a ver lo que nos falta y no lo que hemos alcanzado.

Es por esto, que planificar tu semana te puede ayudar a:

  • Enfocarte
  • Ser intencional.
  • Ser estratégica.
  • Disfrutar el proceso.
  • Maximizar el tiempo.

Por último, quiero hablarte de despejar el camino. Esto es, limpiar el camino diariamente, para lograr lo que te has propuesto.  Esto se hace poniendo en primer lugar la tarea que menos te gusta hacer.

Te cuento un ejemplo personal: En mi caso, a mi no me encanta doblar y guardar ropa y cuando lo procrastino, lo termino haciendo de forma urgente (porque ya no puede pasar más tiempo) y las consecuencias son que lo hago en las horas de mayor cansancio y menor productividad.

Lo que hice la última vez que pensé en dejarlo para luego, fue hacerlo de inmediato, siendo la primera tarea del día (era fin de semana) y el resultado me hizo reflexionar tanto, que hasta lo compartí en mis redes sociales.  El hacerlo primero me hizo limpiar el camino y salir de la tarea más tediosa y pude dedicarle el resto del día a lo que me gusta y disfruto hacer.

Con esto, te quiero invitar a aprovechar las primeras horas del día para eso que te cuesta y dedicarle el resto a todo lo demás. Esto te ayuda a hacer lo que tienes que hacer, aunque te cueste.

En conclusión, chica soñadora, el planificar tu semana trae grandes beneficios y no vives la vida apagando fuegos y resolviendo.  Toma tiempo para planificar y conviértelo en un hábito hasta que lo hagas de forma automática. Vas a darte cuenta de que los días sí te dan, que las horas pueden ser mucho más productivas y que puedes lograr tus metas.

La planificación y la organización son piezas claves en el manejo de tu proyecto y lograr hacer una realidad tu sueño.  Quiero alentarte a seguir siendo intencional y mucho más planificada para que logres vivir el sueño que tienes. La planificación es una de las herramientas que nos ayuda a que el proceso sea viable y alcanzable.

Si estás viendo tu sueño muy lejos, es tiempo de cerrar la brecha entre pensarlo y hacerlo y comenzar con acciones pequeñas. Eso es un gran comienzo. Recuerda que no estarás donde deseas, pero saldrás de donde estas.  Esto requiere un impulso, una acción, un movimiento, lo demás lo irás gestionando día a día.

Fija tu mirada en hoy, en lo que puedes hacer ahora y hazlo; del mañana y el futuro Dios se encargará y verás que podrás llegar a la meta.  El envío que Dios te ha hecho es caminar hoy, a confiar hoy, a descansar en sus planes hoy, de lo próximo Él se encargará. Oro a Dios para que afiance tus pasos y día a día te muestre el camino.

Un abrazo y bendiciones,

 

Verónica González, M. Ed.

 

Mis redes sociales:

Facebook: https://www.facebook.com/veronicagonzalez2019/

Instagram: https://www.instagram.com/veronicagonzalezconferencista/

Youtube: https://www.youtube.com/channel/UC-SjJqXlgW6qtCYoCJZLViQ

Web: www.veronicagonzalezpr.com