Planifica tu sueño

Tener un sueño es una gran responsabilidad, porque cuando Dios lo entrega, anhela que lo llevemos a cabo.

De esta manera, tener un sueño por sí solo, no es suficiente para materializarlo, sino que requiere planificación y organización. Por este motivo, en este espacio de “Planifica tu sueño”, en Soñadoras HD, recibirás información que te capacita y equipa para alcanzar tus sueños.

Mucho se habla de la planificación estratégica y en ocasiones, en el mundo del emprendimiento, se convierte en un gran reto poder planificar estratégicamente. Ya sea porque nos urge lanzar el proyecto, porque no aguantamos más el escenario en el que estamos, porque sentimos un deseo impulsivo de hacer algo a ver qué sucede, porque vemos a los demás lograr sus sueños y eso nos causa presión… en fin, pueden ser muchas las razones, que nos lleven a lanzar un proyecto de emprendimiento sin ningún tipo de planificación.

Entiendo que esto suele suceder y te comprendo totalmente, porque no he estado exenta de vivir estas presiones externas. Sin embargo, la planificación es esencial para poder actuar con un fin en mente, como dice Steven Covey, en su libro “Los 7 hábitos de las personas altamente efectivas”. Si sientes que todas esas presiones te están llevando a actuar sin planificación, detente e internaliza esta información.

Primeramente, cuando hablamos de planificación estratégica, nos referimos a tres preguntas medulares:

  • ¿Dónde estoy?
  • ¿A dónde quiero llegar?
  • ¿Cómo puedo llegar?

Cuando nos contestamos estas tres preguntas, estamos comenzando a planificar estratégicamente ese sueño que tenemos en nuestro corazón. Esto toma tiempo y requiere que seas honesta en el proceso, que busques dentro de ti esas motivaciones intrínsecas, que son las que te llevarán a comenzar a accionar tu sueño. Por lo tanto, debes darte la oportunidad y el tiempo de hacer un brainstorming, esa lluvia de ideas que te ayudará a ir identificando eso que realmente deseas y que es tu sueño. Además, es necesario que visualices ese sueño y lo veas desde tu posición, porque debe ser algo que realmente deseas alcanzar y no algo impuesto o heredado. Cuando realices este proceso, estarás dando espacio para comenzar tu planificación.

Para alcanzar nuestros sueños debemos planificarlos. Este es un proceso, sistemático y metodológico, que provee estructura en la implementación de planes y acciones, con el fin de alcanzar los resultados esperados.

En primera instancia, es fundamental tener claro lo que se desea alcanzar y cuándo se desea alcanzar; para esto vas a necesitar un plan de acción que te lleve a plasmarlo, pero más que todo a accionarlo. Un plan de acción es un documento vivo y eficaz donde se evidencian:

  • Las metas
  • Los objetivos
  • Las estrategias
  • Las actividades
  • Las personas responsables
  • Las fechas límites

Este se convertirá en una herramienta que te ayudará a gestionar tus proyectos de forma organizada, estructurada y coherente con lo que deseas.

Es indispensable que la creación de tu plan de acción esté basada en las primeras tres preguntas que te compartí, porque sobre ellas estará cimentado el plan. Por lo tanto, antes de comenzar a dar pasos, tienes que desarrollarlo, para que te conduzca, de forma intencional, hacia el logro de las metas.

Las metas y los objetivos deben ser SMART (específicos, medibles, accionables, realistas/ relevantes y con tiempos límites). Cuando se desarrolla una meta macro (abarcadora), los objetivos proveen una información minuciosa que te lleva a accionarlas. De otra parte, las estrategias son el “cómo” se va a lograr esa meta, y quienes indican los métodos o mecanismos a través de los cuales se gestionarán. Asimismo, se detallan actividades para especificar mucho más los pasos de gestión y esas actividades se convierten en esos pasos que se estarán dando. Por último, las personas responsables y fechas límites proveen la información necesaria para que todo lo detallado no se quede desprovisto de acción, y allí se selecciona quién lo hará y cuándo lo hará.

Por otra parte, se requiere un análisis interno y externo que provea información valiosa sobre esa meta o sueño que deseas alcanzar. Este proceso se llama DAFO: debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades. Quizá lo has escuchado, pero quiero dirigirte para que puedas conocer a profundidad lo que debes estar evaluando, ya que este proceso es parte de tu planificación estratégica.

El DAFO es una herramienta dirigida a evaluar, de forma interna y externa, la conducción de un proyecto. Por medio de ella, se evalúa el ambiente interno y externo, en el contexto de tu proyecto de emprendimiento: en el ambiente interno se encuentran las fortalezas y debilidades y en el ambiente externo las oportunidades y amenazas. Los resultados aportan significativamente a la planificación estratégica y a la toma de decisiones. Por este motivo, debes tomar en cuenta realizar este proceso como parte de tu planificación.

Ahora bien, escribir todo esto, aunque es sumamente necesario, no lo será todo. Este proceso precede al tiempo de accionar. Es por eso, que deseo ofrecerte unas recomendaciones básicas para que tu planificación no se quede en eso: en planificar y ya.

Después que hayas tomado el tiempo necesario para diseñar la planificación estratégica que te he compartido, debes evaluar otros elementos indispensables, como son: tu proceso de auto liderazgo, autogestión y relaciones. Quizá piensas que te estoy cambiando el tema, pero no es así, porque estos tres elementos que te comparto, como bien te he dicho, son indispensables a la hora de planificar y accionar.

  • Autoliderazgo: Este concepto tiene sus orígenes en las Teorías de la Motivación, entre las que se menciona la Teoría del Logro, de McClelland (1967), la cual especifica que las personas que tienen una alta motivación al logro, muestran altos estándares de desempeño y cumplen con altos estándares de metas propias. El autoliderazgo es esencial a la hora de planificar tu sueño porque será el que impulse de la idea a la acción, del plan a la gestión y del miedo a la motivación de querer lograrlo.
  • Autogestión: La autogestión busca encontrar soluciones en común, tomando en consideración los mecanismos de funcionamiento del sistema y aportando propuestas y nuevas vías para administrar y lograr el desarrollo económico. Por lo tanto, la planificación debe estar complementada con la autogestión, que te ayudará a encontrar las vías para administrar efectivamente el logro de tu sueño.
  • Relaciones: Esto se refiere al poder que existe en las relaciones correctas y apropiadas para lo que deseas lograr. Hay que romper con el paradigma de ser emprendedoras dentro de una cajita y aisladas. Las relaciones aportan y añaden valor a lo que deseas lograr, por lo que, dentro de tu planificación debes considerar tus relaciones y redes de apoyo.

Para concluir, quiero decirte que si Dios te dio ese sueño, Él te dará las capacidad y herramientas para lograrlo. El Dios que te llamó, te respaldará, pero siempre debes enmarcar tu sueño en el orden. Por este motivo, mi invitación es que tomes estos valiosos recursos de capacitación, como la ruta hacia ver tus sueños hechos una realidad. En Soñadoras HD estamos comprometidas en ofrecerte un contenido de gran valor para que te sientas acompañada, motivada y dirigida hacia el logro de tus sueños. Por esta razón, finalizo con tips que te ayudarán a asignar tiempo para tu planificación estratégica:

  • Separa el horario de mayor productividad para ti, para trabajar el plan de acción (elaboración del plan).
  • Establece en tu agenda, física o digital, las fechas límites para las metas que incluiste en el plan de acción (a dónde y cuándo deseas llegar).
  • Diariamente escoge las tareas o la tarea (one thing) que te ayudará a acercarte a las metas (implementación del plan).
  • Evalúa semanalmente el resultado de tus acciones (evaluación).
  • Con base en la evaluación, corrige, modifica, descarta y confirma estrategias y acciones.

Se trata de organización, planificación, enfoque, persistencia y consistencia, por eso, la planificación juega un papel esencial en eso que quieres lograr y con esta información tienes la guía para lograrlo.

Recuerda que tu propósito está vigente, Dios no se ha olvidado de él y lo que tanto anhelas se puede lograr, porque para el ser humano pueden existir limitaciones, pero para Dios no hay nada imposible.

Estoy feliz porque eres una lectora de este blog y porque te has comprometido con tu propósito y proyecto de vida. Confío en que esto es solo el comienzo hacia lo que será vivir tu sueño. Ahora, ¡manos a la obra! Enciende tu computadora, saca lápiz y papel y comienza a planificar tu sueño.

“Siempre sueña y apunta más alto de lo que sabes que puedes lograr “ William Faulkner.

Verónica González, M. Ed.

Mis redes sociales:

Facebook: https://www.facebook.com/veronicagonzalez2019/

Instagram: https://www.instagram.com/veronicagonzalezconferencista/

Youtube: https://www.youtube.com/channel/UC-SjJqXlgW6qtCYoCJZLViQ

Web: www.veronicagonzalezpr.com

Referencias: de la Garza Carranza, Guzmán Soria, y del Consuelo Gallardo Aguilar, 2018; Rojas De Francisco, y Macías Prada, 2019.