¿Qué más puedo hacer?

Cuando decidiste emprender y dejar a un lado la estabilidad de un trabajo, en donde tal vez cobrabas quincenalmente de manera fija, empezaste a enfrentar grandes retos. Al principio puede invadir el temor, pero si te apasiona lo que haces el camino se hará más llevadero. 

Tu actitud juega un rol bien importante en cualquier emprendimiento. Una actitud adecuada puede marcar la diferencia entre un emprendimiento exitoso o uno que fracasa. Por eso, es necesario cuidarse de la negatividad y la negligencia, ya que estas se convierten en hierbas que se expanden de manera veloz, e infectan el clima de tu proyecto. 

No sé cómo te sientes justo hoy, al finalizar el segundo mes del año, pero, a través de este escrito, quiero invitarte solamente a que te esfuerces, seas valiente, que no tengas miedo y asumas el valor de ver y ser prosperada en todo. 

La actitud y responsabilidad son parte del éxito de tu emprendimiento. En la actualidad estos dos factores de crecimiento se llaman accountability y te ayudan a sobrellevar cualquier obstáculo que te encuentres.  En otras palabras, accountability es la actitud y la responsabilidad que podemos percibir de una persona, dentro de su ambiente laboral, específicamente en cómo reacciona ante los problemas. También se puede definir como la forma óptima de trabajar. 

En el emprendimiento, el accountability se puede definir en una persona con la mentalidad o actitud de preguntarse continuamente: ¿Qué más puedo hacer para sobreponerme a las circunstancias y lograr los resultados que deseo?

Cualquier escenario de éxito en un negocio o emprendimiento funciona a través de la accountability y sus cuatro pasos universales: ver, adueñarse, resolver y hacer. 

En la medida de lo posible, es necesario que asumas el valor de ver. En el proceso de ver debes adueñarte, resolver y hacer. La accountability nos lleva a hacer, mantener y responder por las decisiones tomadas, para lograr los resultados esperados y superar las circunstancias. De hecho, esta técnica funciona mejor cuando decidimos apropiarnos de las circunstancias y los resultados. 

Para poder mantenerte arriba de la línea existen unos indicadores que te ayudan a mantener una actitud y un comportamiento responsable. Es necesario que lo pongas en práctica para que puedas ver más allá de lo que ven tus ojos. 

Los siguientes indicadores te ayudarán a asumir el valor de ver.

  1. No ocultar la verdad.
  2. No pierdas energías ni dediques tiempo a lo que no puedes controlar o influenciar.
  3. Solicita retroalimentación de tu desempeño a personas sinceras.
  4. Sé realista; reconoce tus problemas y desafíos.
  5. Eres dueña de tus circunstancias y resultados, no importa si son favorables o no.
  6. Evita caer en el ciclo de víctima.
  7. Si ves las trampas del ciclo de víctima, reconócelas y actúa rápidamente.
  8. Agradece y disfruta la bendición que Dios te regala día a día, para hacer que tu sueño se cumpla.
  9. Anímate a dar el 100% en lo que realizas.
  10. Lo más importante: busca cada día mejorar y auto evalúate.

Querida soñadora, cuando actúas utilizando los indicadores antes mencionados evitas caer debajo de la línea, en el estancamiento y el desánimo y te ayudarán a mantener el enfoque. Sin embargo, es obligatorio asumir el valor de ver y la retroalimentación es una clave.

La retroalimentación mejora la habilidad de ver; por eso, es requisito contar con la retroalimentación de otros. ¿Quién nos puede brindar una retroalimentación? Amigos, familia, socios, consultores, clientes, entre otros. Abrirte a una mejor percepción puede ser posible por medio de una retroalimentación sincera y frecuente. 

En ocasiones puede causar dolor o desacierto; pero una aportación honesta sobre tu realidad, te ayudará a ser accountable. Mientras más perspectivas tengas de otros sobre tu realidad, será más fácil reconocer dónde te encuentras y hacia dónde debes moverte; y, aunque no comportas totalmente su opinión, puedes añadir matices a tu propia percepción. 

Una vez encuentras el valor la próxima tarea es adueñarse. Ummm… ¿adueñarse de qué y por qué? Adueñarse de las circunstancias para mejorar. Esto significa que en una historia podrás ver las dos caras de la moneda. Verás el área de la víctima y el área de la accountable.

Mientras sigues leyendo estas líneas, debo resaltar que la retroalimentación siempre traerá beneficios, pero serán más favorables cuando decides adueñarte de las circunstancias que vives hoy. Si te lo propones, los beneficios alcanzables a través del adueñamiento, serán: la superación, el compromiso y el mejoramiento continuo. Sé que no quieres estar en el ciclo de víctima, sino arriba de la línea; pero para eso necesitas ser accountable. ¿Te atreves hoy a dar ese paso de ver y adueñarte? Sé que no te vas a arrepentir porque verás crecimiento.

¿Sabías que una persona accountable en sus situaciones, reconoce su aportación a la misma y se lanza a superar esas circunstancias aunque sean muy difíciles? 

Ahora, quiero enseñarte cómo poder serlo en medio de cualquier situación que enfrentes. Busca lápiz y papel porque vamos a hacer un ejercicio para que puedas practicar esta actividad con una situación actual. 

Paso 1 – Identifica una situación en la que te sientas: victimizada, utilizada, desanimada o elije una historia de tu pasado.

Paso 2 – Haz una lista de factores que describen cómo te sientes o sentías, siendo víctima/utilizada/desanimada y trata de convencer a otros de que no fuiste culpable. Una vez completada esta tarea vamos al siguiente paso. 

Paso 3 – Ahora vas a autoevaluarte en cuestión de hechos, accountability y responsabilidad; en donde definirás tus acciones o falta de ellas. 

Para poder ayudarte con este paso, te facilito 4 preguntas que te servirán de guía:

  1. ¿Cuál es la versión de otras personas de tu historia?
  2. ¿Qué le dirías a otra emprendedora para que no pase por lo que tú viviste o vives?
  3. ¿Qué ignoras de tu historia y qué hechos no debiste ignorar?
  4. Si Dios te permitiera volver a vivir la misma historia, ¿qué harías diferente?

A través de estas preguntas de evaluación obtendrás sabiduría y desarrollarás la habilidad de resolverlo; dimensión muy importante en la accountability. 

Soñadora HD, hay que abordar los problemas reales, remover los obstáculos en el camino a los resultados, reconocer la realidad, aceptar lo que aportas o qué papel desempeñas en la creación de tus circunstancias y ejercitar la sabiduría. La sabiduría provoca una gran diferencia. Eres sabia cuando anticipas lo que podría ocurrir y te preparas para lo peor, aunque no suceda. Siempre que te preguntas ¿qué más puedo hacer?, te estás dando un impulso para resolver y mejorar; entonces resurge la actitud y el comportamiento.  

Así que te invito a que puedas comprometerte, persistir, pensar de manera diferente, crear nuevos contactos, tomar la iniciativa y ser consciente. Comparto este link https://cutt.ly/Jj8JniT para que recuerdes que hay que seguir hacia delante, no te puedes detener, cosas buenas vendrán. CAMINA que hay mucho por hacer. 

¡Te espero en mi próximo escrito! ¡Dios te bendiga!

Dra. (c) Yumilka Rodríguez Pérez, MSS

Escritora de Administra tu Sueño en soñadoras.com

Información de Contacto:

Dueña de Cosa Verde Health Club

https://www.facebook.com/Cosaverdehealthclub/

https://www.instagram.com/cosaverdespot/

Fundadora de Mujer ELE

Email: mujerele@icloud.com

https://www.facebook.com/MujerELE/

https://www.instagram.com/mujerele/

Bibliografía

Kotter, J. & Cohen, D. (s.f.). The Heart of Change