Servicio al cliente de ensueño

 

Hoy quiero compartir de una forma creativa, y tal vez, divertida, cómo “enamorar” al cliente. Salgamos del plano de “tengo que vender” y ubiquémonos en una “conquista”.

¿Recuerdas cuando estabas pendiente de esa persona especial? (seguro que hasta te estás sonrojando). Pensabas qué hacía, dónde estaba, si estaba bien, si necesitaba algo. ¡Sí, sí, sí!… ahí quiero que llegues, a esa idea de llegar al corazón del cliente, al punto que quiera “casarse” con tu marca, por tu atención e interés en cada momento. Ahí está el poder de “enamorar”.

Aprovechando toda la información valiosa que tengamos de esa persona, podremos pensar en:

Estrategias, conectar, dar el valor agregado y llegar a una necesidad puntual.

“No se trata de vender un producto, sino de preguntar qué necesita. Permítete llegar a su necesidad, a esa emoción. Tócales el corazón y tendrás su mano”

El sueño que todos anhelamos es que nos busquen y reconozcan, y a este punto podemos llegar, teniendo el foco en a quién quieres atraer para comenzar esa conquista, esa etapa de “enamoramiento” que se convierta en una estrecha relación que nos potencie. Creo que, por instinto, podemos enamorar, pero ¿qué necesitamos para captar esa atención?… mmm…buena pregunta, porque generar esa atracción demanda algo de nuestra parte.

Comparto algunos puntos a tener en cuenta:

● Ser visible

● Tener buena comunicación

● Mostrar pasión

● Ser accesibilidad

● Ser originalidad

● Tener calidad

● Mostrar empatía

● Hablar el idioma del cliente

● Crear expectativas y sobrepasarlas

● Enfocarse en los detalles

● Conservar los valores: Servicio / Respeto / Eficacia / Confianza / Transparencia

● Contribuir al bienestar

Estos factores elevarán la recepción o atención de ese prospecto, que busca ese “algo” que lo haga sentir único, fidelizado y atraído.

“Tienes que portar una esencia que ese cliente quiere encontrar”

Escuché una vez que “quien no se viste para la ocasión, tampoco la provocará” y menos creará un impacto. Y es cierto, tenemos que estar decididos a “vestirnos” para una ocasión especial y hacerla real para quienes nos rodean. Recuerda que estamos llamando la atención, captando esas miradas que querrán preguntar nuestro nombre (marca, servicio, producto…). Me río mientras escribo e imagino que realmente enamorar tiene su ciencia, secreto y valor, para lanzarse y asegurarse de que esa persona es para ti, que hará parte de lo tienes para darle.

La ilusión puede darte más inspiración de lo que puede llegar a hacer para llegar a un resultado final, donde ambas partes sean felices.

“Se el sueño despierto de quien quiere soñarte y vivirte”

Todos hemos tenido experiencias de atención y creo que esto nos ha llevado a marcar unos parámetros de exigencia de lo que queremos o cómo deseamos ser atendidos, y en este detalle deseo que consideres tus experiencias y te alinees a eso que esperabas, para darte a la mejora intencional al estar del otro lado brindando atención. Haciendo esto, tendrás las de ganar, porque la sensibilidad te hará que obres con la mentalidad de lo que el cliente espera, posicionándote en el “enamoramiento a primera vista”, poniendo la humanidad antes que el interés de vender. Toma el lugar imponente que es tuyo, pero con la humildad de saber que estás para servir.

“Si tu interés es brindar calidad y seguridad, entrarás al territorio de un cliente potencial o ideal”

Cada día debe ser la oportunidad de convertirnos en quien ofrece el “servicio al cliente de ensueño”, ese que atraiga, impacte, fidelice y enamore al cliente de ensueño.

Recuerda los inicios de la conquista en la ilustración inicial. Posiciónate, vístete y conquista el mundo con tu fuerte, tu marca, tu línea, tu exclusividad y baila con tu cliente. Seguro querrá una pieza contigo, creando un momento único que de pie para muchos más. ¡Ahhh! no te vayas a competir, solo observa, poténciate y haz lo que mejor sabes hacer, poniendo tu corazón.

Para ir cerrando, quiero resaltar algo que leí en la revista Forbes de México:

✔ Abrirte o cerrarte oportunidades. De esto se trata todo. Hay varias formas de ganar a un cliente y muchas formas de perderlo. La más común y constante, el servicio.

✔ El servicio, tiene que ver con el trato, con la atención, pero sobre todo, con la satisfacción del cliente sobre lo que ofrecemos, y la forma en la que lo hacemos.

✔ Cuando ganas a un cliente, lo ganas a él y a su potencial, ganas su recompra, ganas sus próximos consumos, ganas su recomendación a terceros, todo exponencialmente. Igual cuando lo pierdes.

Entonces… ¿qué vas a hacer hoy? ¡Conquistar el mundo!

Un abrazo,

Leidy Marcela Gallegos

Secretaria Ejecutiva, Gestora Administrativa, Diplomada en Psicología Social,

Speaker, Coach y Trainer del grupo John Maxwell Team, Coach con PNL,

Esposa, Mujer de Fe.

+543562501084

Marceromani@icloud.com

https://instagram.com/leidymarcelaromani?igshid=1qttkn6jd2txa

https://www.facebook.com/LuceMejorAmiga/