Tus hijos: semillas multiplicadoras en las relaciones familiares

Todo padre desea lo mejor para sus hijos, y es por ello que muchos se lanzan a soñar, para así poder proveer a su familia.  Pero, para poder soñar en familia, es necesario que seamos padres con una misión, velando constantemente por el crecimiento de nuestros hijos.

Como padres, en ocasiones, dejamos de esmeramos por asegurar que nuestra relación familiar esté saludable y nos olvidamos que, para lograr la armonía familiar, no solo debe estar presente nuestro compromiso como cónyuges, sino también en relación con nuestros hijos, basado en el respeto, amor y la sana convivencia.

Si consideramos la teoría de Piaget sobre el desarrollo psicosocial humano, podemos notar lo siguiente:

  1. Nuestros hijos tienen necesidades que requieren de nuestra atención. Estas necesidades se reflejan en la etapa motora, psicológica, psicosocial, emocional, mental y espiritual.

En la medida en que, como padres, tomamos el reto de ayudar a nuestros hijos en cada etapa, podemos ver su desarrollo total.

  1. Los hijos tienen necesidades psicosociales, las cuales fueron presentadas por Erik Erikson. El desarrollo psicosocial de cada niño le ayudará en su aprendizaje y jornada de vida. Por ejemplo, desde el nacimiento hasta la edad de 17 años, nuestros hijos desarrollan las siguientes características: confianza, autonomía, iniciativa, éxito, e identidad. Por tanto, si como padres conocemos el desarrollo de cada etapa en la vida de nuestros hijos, el ambiente de nuestro hogar será efectivo.

Nuestros hijos son semillas multiplicadoras, que necesitan de buena tierra para florecer. No hay mejor tierra para dar buena semilla que aquella que no ha sido pisoteada ni cubierta por los espinos de la vida. Como padres nos aseguramos de que la buena tierra, que es el corazón de nuestros hijos, no se llene de engaño, orgullo, mentiras, desilusión, tristeza o desesperanza. Al contrario, deseamos a diario que sus corazones sean cobijados por la esperanza, el amor, el afecto, el respeto y la obediencia.

En este día deseo que evalúes el diseño familiar que, actualmente, estás usando para desarrollar la salud de tus hijos. Considera las siguientes preguntas:

  • ¿La educación en el hogar está enfocada en el desarrollo emocional y espiritual de tus hijos?
  • ¿Cuán efectivo está siendo tu modo de crianza?
  • ¿Cómo estás evaluando tu manera de enseñar en el hogar?
  • ¿Qué estrategias de enseñanza estás usando para compartir con tus hijos?
  • ¿Qué métodos de disciplina estás promoviendo en tu hogar?
  • ¿Están tus esfuerzos como padre, fomentando un ambiente de crecimiento en el corazón de tus hijos?
  • ¿Cuál es tu visión, misión y meta para con tú núcleo familiar?

 

Para poder poner en perspectiva nuestra vida familiar, debemos considerar de manera intencional nuestra visión, misión y meta.

¿Tienes una visión clara de lo que envuelve tener salud en tu núcleo familiar?

La visión familiar tiene como finalidad mejorar tus relaciones, ya sean conyugal o con los hijos.  George Barna en el libro «El Poder de la Visión» define la visión, como: «la previsión con agudeza, basada en la percepción retrospectiva… » (Barna, 24). En otras palabras, la visión que tienes para tu familia debe estar enfocada en el futuro, usando el pasado como referencia y punto de partida.

¡El punto focal de la visión para la familia es Dios!

Cuando hablo de la misión como familia, me refiero a la manera en que trabajas para alcanzar la visión:

  • La misión es la declaración que define tu posición dentro de tu hogar.
  • Establece la audiencia a quien se desea afectar (los hijos) y se enfoca en el desarrollo de estrategias con las cuales alcanzar la meta establecida.
  • Envuelve aquellos instrumentos y herramientas que los padres desean implementar en el hogar, para cumplir el propósito de Dios en la vida de sus hijos, a través de su plan de acción.

La meta de los padres, en el diseño familiar para sus hijos, es que estos reciban y apliquen cuatro elementos que les compartiré a continuación:

  • En primer lugar, como padres deseamos que nuestros hijos reciban principios espirituales. Que nuestros hijos conozcan a Dios y que experimenten Su amor, comprensión y cuidado. Que puedan comprender que Dios perdona, restaura y sana nuestros corazones.
  • En segundo lugar, deseamos que nuestros hijos tengan experiencias de la vida cotidiana y que aprendan a valerse por sí mismos. Nuestra tarea como padres es permitirles aprender de sus errores, apoyándoles después de la derrota, manteniendo una actitud de vencedor ante la adversidad. Como padres, fuimos comisionados a darles ejemplo, a través del modelaje. Esta oportunidad de crecimiento motiva a nuestros hijos a abrirnos su corazón a través de la comunicación.
  • Finalmente, como padres deseamos dejar un legado en la vida de nuestros hijos. Que cuenten con nuestro apoyo y nuestra instrucción. Que las palabras de afirmación sean parte de nuestro vocablo diario para con ellos. Que los protejamos de las enseñanzas erróneas que la sociedad desea, sutilmente, usar para destruir su inocencia. Que como padres estemos comprometidos con nuestros hijos. Que cuando partamos de este mundo y la carrera puesta frente a nosotros, como padres, haya terminado, las memorias creadas sean de refrigerio para la vida de nuestros hijos. 

Nuestros hijos son semillas multiplicadoras. Es por eso que nuestro esfuerzo como padres debe ser:

  • Orar por su salud emocional y espiritual.
  • Proveerles una preparación adecuada para que crezcan con valores, moral, principios y temor de Dios.
  • Fomentar en ellos una alta autoestima, valor propio e independencia.
  • Darles testimonio, a través de nuestras palabras y acciones.
  • Apoyarlos para que desarrollen sus habilidades y acepten sus debilidades.
  • Desarrollar en ellos la persistencia para que puedan vivir su potencial y propósito de vida.

Un famoso escritor dijo lo siguiente: «El carpintero tiene sierra, martillo y clavos. La cocinera tiene olla y cucharón. El sastre usa aguja y tijeras. La enfermera tiene su jeringa. ¿Qué tienes, como padre, para alcanzar a tus hijos?»  Por su parte, John Locke dijo: «El trabajo del maestro no consiste tanto en enseñar todo lo aprendible, como en producir en el alumno amor y estima por el conocimiento

Como padres somos los maestros de nuestros hijos, y por eso es necesario que demostremos características dignas de admirar. Si aspiramos a ser maestros en nuestro núcleo familiar, debemos procurar, primeramente, tener una buena relación con Dios, instruir a nuestros hijos en Su Palabra, y asumir la responsabilidad de influir positivamente en sus vidas, así como Jesús lo hizo en la vida de aquellos que le siguieron. Estos seguidores se convirtieron en discípulos de Cristo, porque creyeron en Sus palabras y en su liderato.

Si deseamos nutrir la vida de nuestros hijos como maestros, es necesario que vivamos lo que enseñamos. Porque el verdadero maestro, siempre enseñará mediante lo que dice, hace y vive.

La misión de Jesús, como maestro, se halla resumida en los últimos versículos del Evangelio según Mateo 28:19-20: «Por tanto, id y haced discípulos a todas las naciones…».            Como padres, esta es la encomienda para con nuestro núcleo familiar: hacer de nuestros hijos fieles seguidores de Jesús y de Su Palabra, entrenarlos en los principios de vida, para que puedan experimentar un entorno familiar en salud física, intelectual, emocional y espiritual.

Amado padre o madre, Dios te escogió desde antes de la fundación del mundo para que ejercieras el hermoso ministerio de ser padres dentro de tu hogar.  Dios fijó en ti sus ojos y te encomendó esta ardua tarea. Si siembras bien en el corazón de tus hijos, cosecharás buen fruto.  Por eso, trabaja tu núcleo familiar con compromiso y con pasión. ¡La salud integral de tus hijos está en tus manos!

Dra. Dórily Esquilín

Escritora de Relaciones familiares para soñar

CEO- DLC Consultants Inc, y autora de Sonríele a la vida a través de la neblina

Información de contacto:

www.dlcconsultantsinc.com

dradorily@dlcconsultantsinc.com

https://www.facebook.com/sonrielealavidaatravesdelaneblina/

https://www.facebook.com/dlcconsultantsinc

https://www.facebook.com/mentoriamatrimonial101conalexydorily/